martes 02.06.2020

"O Chiclé" pide perdón por tercera vez sobre lo que hizo con Diana Quer al usar el último turno de palabra

Enrique Abuín dijo que no tenía nada que añadir a lo que expuso su abogada en su alegato final
Enrique Abuín pidió nuevamente perdón a la familia de la joven madrileña por haberla matado
Enrique Abuín pidió nuevamente perdón a la familia de la joven madrileña por haberla matado
“No tengo nada más que añadir a lo que dijo mi abogada, y pedir nuevamente perdón”. Con estas frases hizo uso de su derecho a la última palabra el rianxeiro José Enrique Abuín, “O Chiclé”, de 43 años, en la última sesión del juicio contra él por el crimen de Diana Quer. Se aguardaba algo más, sobre todo cuando había indicado en una carta a sus padres que algún día iba a decir la verdad de lo ocurrido. Parece que su primera intención era la de hablar, pero alguien le debió de recomendar que no lo hiciera. De ese modo, el procesado ni tan siquiera se levantó de la silla que ocupó de manera prácticamente inamovible dy manteniendo un gesto para ocultarse tras  un monitor desde que el día 12 de este mes empezó dicha vista oral.

Fue la tercera vez que Enrique Abuín pidió perdón por lo ocurrido. Fue la propia Guardia Civil la que reveló que cuando el acusado prestó declaración en la comandancia de A Coruña, tras su detención a finales del años 2017, para reconocer que había matado a la adolescente madrileña. Pero, en aquella primera ocasión había ofrecido la versión de que la había atropellado, de la que se desdijo posteriormente, tras conocerse el resultado de la autopsia que se le practicó a los restos mortales de Diana Quer, y que certificaba que la causa del fallecimiento fue su estrangulamiento.

La otra ocasión en la que pidió perdón o, al menos, lo esbozó fue en la segunda y última jornada del juicio por el caso de la detención ilegal y tentativa de agresión sexual a una joven de Boiro en la noche de Navidad de 2017. Fue su petición de perdón a la familia de Diana Quer, de la que nunca llegó a pronunciar su nombre, llamándola “la chica de Madrid” o “la niña”. En la última parte de aquella intervención dijo que “si pudiera dar marcha atrás más de dos años lo haría”, que “siento mucho lo ocurrido” y que “aparte de eso, decirle a la familia de la chica de Madrid que no ponga en duda muchas cosas. En ningún momento...”, hasta que el juez le interrumpió para decirle “a ver, esto es un juicio...”, a lo que “O Chiclé” le replicó con un “ya, si, pero en su tiempo no he tenido ni la fuerza, ni...”. Entonces, el magistrado le volvió a cortar para preguntarle si tenía algo más que decir sobre ese juicio, a lo que respondió que no. l

Comentarios