domingo 22.09.2019

Denuncian por posesión de armas prohibidas a un pobrense acusado de amenazas e intento de agresión

La Policía de A Pobra tramitó durante 2018 una treintena de denuncias que remitió a la Subdelegación del Gobierno en A Coruña

Los agentes municipales le incautaron una pata de cabra al denunciado | Chechu Río
Los agentes municipales le incautaron una pata de cabra al denunciado | Chechu Río

La Policía Local pobrense abrió diligencias de denuncia por una infracción de la Ley de Protección de la Seguridad Ciudadana, que está pendiente de remitir a la Subdelegación del Gobierno en A Coruña, contra un vecino de dicha localidad, J.F.T., de 30 años. Contra este individuo constaban varias denuncias de particulares por amenazas e intento de agresión con arma prohibida, concretamente, con un bate de béisbol. Los agentes lo hallaron dentro de un coche y, debido a las acusaciones que había contra él, procedieron a realizar un registro superficial, en el que se le encontró una barra de hierro tipo pata de cabra. A continuación le indicaron que le iban a incautar ese objeto por ser un arma prohibida y le abrieron un expediente de denuncia. 

Esa legislación establece que para quienes porten, exhiban o utilicen armas prohibidas, así como si lo hacen de modo negligente, temerario o intimidatorio, o fuera de los lugares habituales para su uso, cuando no constituyan una infracción penal, lo que puede acarrear una sanción de 601 a 10.400 euros en caso de que sea del grado mínimo, de hasta 20.200 si es del grado medio y de hasta 30.000 euros si es del grado máximo. Por otro lado, a comienzos de año también se denunció por insultos y amenazas a agentes de la autoridad al pobrense D.G.S., de 29 años, que actualmente se encuentra en prisión preventiva al ser investigado por otros delitos.


Las referidas sanciones serán a las que se pueda enfrentar un pobrense de 28 años, S.L.M., tras abrirle expediente de denuncia por desobediencia y resistencia a la autoridad o a sus agentes en el ejercicio de sus funciones, cuando no sean constitutivas de delito. Ocurrió el pasado 8 de diciembre cuando la Policía pobrense recibió un aviso en el que se alertaba de que en la Rúa Cinco Calles había un joven y dos chicas realizando pintadas, pero cuando llegaron al lugar no encontraron a nadie. De todas maneras, los agentes realizaron una búsqueda y los vieron en la misma actitud en la Rúa Rafael Calleja. El chico trató de escapar y chocó con un efectivo policial, por lo que se le identificó y se le informó que iba a ser denunciado por la infracción grave antes señalada y por otra leve relativa a daños y deslucimiento de bienes muebles o inmuebles de uso o servicio público o privados en la vía pública, cuando no constituyan infracción penal. 


Esta denuncia se incluye entre la treintena del 2018 que la Policía Local pobrense remitió a la Subdelegación del Gobierno en A Coruña, que fueron por horario de cierre (13), desobediencia (12), carecer de microchip (2), posesión de drogas (1), vertidos (1) y carecer de hoja de reclamaciones (1).

Comentarios