jueves 12.12.2019

La empresa que inició ayer la reordenación del Malecón prevé acabar la obra de la fachada antes de la Festa da Dorna

La empresa Canarga, adjudicataria de las obras de reordenación de la Avenida do Malecón de Ribeira, inició ayer esta importante actuación en cuanto a su importe, 701.400 euros, y por la transformación que supondrá para la fachada

Las máquinas y obreros iniciaron la demolición de las aceras del Malecón | Chechu Río
Las máquinas y obreros iniciaron la demolición de las aceras del Malecón | Chechu Río

La empresa Canarga, adjudicataria de las obras de reordenación de la Avenida do Malecón de Ribeira, inició ayer esta importante actuación en cuanto a su importe, 701.400 euros, y por la transformación que supondrá para la fachada marítima de la ciudad, pues los cuatro carriles de circulación quedarán reducidos a dos, se construirá un carril bici y aceras más anchas, además de reordenar el aparcamiento. Y lo hace con la previsión y compromiso de que antes del comienzo de la LXX Festa da Dorna estén rematados los trabajos en lo que se refiere al tramo comprendido entre la rotonda de la estación de autobuses y el entorno del mercado municipal y el acceso peatonal al puerto -junto el pantalán de la Xunta-, para causar las menores molestias cuando llegue el verano.


Ayer se desarrollaron los trabajos previos de señalización y vallado del tramo de actuación de la primera fase de la obra, concretamente entre en la calzada exterior situada entre el acceso al muelle comercial y el cruce con Rosalía de Castro, por lo que el tráfico se reduce a dos carriles interiores. Y arrancaron la demolición de las antiguas aceras y otras primeras labores propias de la remodelación. Por delante quedan tres meses y medio para que esos trabajos, que también contemplan la renovación de la red de pluviales y la reordenación de aparcamientos, quedando posiblemente para después del verano otros dos meses de obras en las que se incluirán la demolición de la estación de autobuses y el palco de piedra, entre otras obras. La zona de la primera lonja de Ribeira, en donde el Concello pretende construir un apeadero de autobuses, se reservó una zona en la que hasta ahora se aparcaba, para hacer acopio de material para la obra del Malecón.

Respecto a que existe el temor de que se pierdan muchas plazas de aparcamiento, el Ayuntamiento ribeirense advirtió que se va a mantener el mismo número (60), una vez se acometa la reordenación del espacio. Y destacó que a medio plazo se van a poder ganar otras 40 plazas cuando se efectúe la remodelación del espacio situado entre la estación de autobuses y Pedra Pateira. Y añadió que en la Rúa Agustín Fernández Oujo se habilitó un parking gratuito en superficie con capacidad para 30 vehículos, “que permitirá compensar a creación dunha zona verde a carón do mercado nun espazo usado actualmente para estacionamento”. Por lo de pronto, algunos vecinos indicaron que con el inicio de la obra ya se perdieron 37 plazas, junto a las dos reservadas para Cruz Roja y otras que había para poder estacionar motos.

Comentarios