domingo 15.12.2019

RIVEIRA - Dos encapuchados asaltan de madrugada el restaurante Mourato y se llevan 2.000 euros

Dos encapuchados asaltaron la pasada madrugada del miércoles al jueves el restaurante Mourato, situado en la Avenida de A Coruña, en Riveira, de cuyo interior sustrajeron unos 2.000 euros correspondientes a la recaudación del día,

La Policía Nacional confirmó que se encuentra abierta una investigación
La Policía Nacional confirmó que se encuentra abierta una investigación

Dos encapuchados asaltaron la pasada madrugada del miércoles al jueves el restaurante Mourato, situado en la Avenida de A Coruña, en Riveira, de cuyo interior sustrajeron unos 2.000 euros correspondientes a la recaudación del día, según aseguraban ayer responsables del local.
Los asaltantes irrumpieron en el interior después de romper el cristal, provocando un importante agujero que era visible desde viviendas cercanas. Una vez dentro, en palabras de empleados del restaurante, se llevaron “todo lo que había a mano. Dinero, la caja, el cambio, dinero de lotería, lotería y también estropearon el TPV”.
Sin embargo, pese a que huyeron del lugar, dejaron tras de sí gran cantidad de sangre “por todo el local”, que podría ser fruto de haberse herido con algún cristal. Sobre las 8 de la mañana la policía científica acudió al Mourato para recoger estas muestras biológicas y ahora el personal del negocio se encuentran a la espera de los resultados de los análisis.
Por su parte, la Policía Nacional confirmó que se encuentra abierta una investigación para intentar esclarecer lo sucedido.

testimonios vecinales
Los residentes de la zona aseguran que sobre las 2:45 de la madrugada sintieron dos fuertes golpes que les sobresaltaron debido a lo particularmente tranquila y silenciosa que estaba siendo la noche. Tras el estruendo, algunos de los vecinos salieron a sus ventanas, pudiendo observar, a los pocos segundos, cómo dos personas salían del mencionado restaurante. Poco después, oyeron cómo un vecino del mismo bloque donde está situado el local llamaba a gritos a la policía.
Según relataron los testigos, uno de los individuos portaba una caja grande y ambos huyeron a la carrera por un callejón. Poco tiempo después la Policía Nacional se personó en la zona, procediendo a inspeccionar el lugar de los hechos.

Comentarios