miércoles 11.12.2019

Envían a prisión al aguiñense detenido por robar en un pub y en una floristería

El investigado, que se negó a declarar, ya fuera arrestado horas antes por otras tres sustracciones
Una veintena de personas secundaron una concentración para pedir seguridad | Chechu Río
Una veintena de personas secundaron una concentración para pedir seguridad | Chechu Río

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 2 de Ribeira dictó ayer un auto de ingreso en prisión preventiva para el aguiñense S.S.S., de 39 años, que se negó a declarar ante la evidencia de las pruebas que había contra él, con las imágenes de grabaciones de uno de los negocios. Agentes de la comisaría de la capital barbanzana lo habían detenido el pasado fin de semana por la supuesta comisión entre las 7.45 y las 7.55 horas del sábado, de un par de robos, concretamente en el pub Brétema, en la Rúa Cervantes, en la zona de la movida nocturna de la ciudad, y en la tienda Floristerrae en la Rúa Cristóbal Colón.

El ahora investigado se fue con las manos vacías al perpetrar estos robos con fuerza, en los que rompió el cristal de sendas puertas para acceder al interior, pero escapó al activarse la alarma en ambos establecimientos. En el pub Brétema accedió desde su terraza y nada más poner un pie dentro, saltó la alarma, por lo que emprendió la huida sin llevarse botín y durante la misma se cruzó con la dueña, que lo reconoció. Ella había acudido alertada por el ruido que hizo para romper el cristal y llamó a la comisaría para denunciar lo que estaba pasando.

Cuando la patrulla estaba allí recibió otro aviso, pues ese mismo ladrón hizo saltar la alarma de la referida floristería del barrio de O Monumento, por lo que la patrulla se dirigió hacia ese lugar. Aunque cuando llegaron el caco ya no estaba, se le pudo identificar por las cámaras de seguridad del local, en las que se recogió que ese individuo se dirigió directamente a la caja registradora, en la que no encontró el dinero que buscaba. Los agentes de la comisaría le dieron alcance en la Praza do Concello cuando trataba de ocultarse bajo una capucha, pero lo reconocieron por su indumentaria y otros rasgos, además de que estaba perfectamente identificado por las grabaciones de un local.

Se da la circunstancia de que la Policía Nacional ya lo había pasado a disposición de la autoridad judicial en la jornada del pasado viernes tras ser imputado por otros tres robos de similares características que estos últimos, y quedó en libertad. Pero, el hecho de que supuestamente volviera a reincidir nada más transcurrieron escasas horas ha provocado que a la jueza no le temblase el pulso para meterlo entre rejas.

El domingo tuvo lugar una concentración silenciosa en la Praza do Concello en demanda de mayor seguridad frente a robos y delitos contra la libertad personal, y ayer el BNG solicitó que se reúna la junta local de seguridad.

Comentarios