domingo 05.04.2020

El equipo Robot City Pobra logra el premio Robotix a las jóvenes promesas en el First Lego League

Ese galardón les llegó por su sistema para eliminar microplásticos en la Ría de Arousa a implantar en las EDAR
Los dos equipos pobrenses tuvieron un buen papel en el torno de robótica | JORGE MEIS
Los dos equipos pobrenses tuvieron un buen papel en el torno de robótica | JORGE MEIS

La delegación barbanzana que participó con 33 niños repartidos en cinco equipos en la fase Galicia-Asturias del torneo de robótica First Lego League, que se celebró en el auditorio de Ferrol, no regresó a la comarca con las manos vacías. Aunque la verdadera recompensa para los participantes fue lo que aprendieron, descubrieron y se divirtieron trabajando en grupo, el equipo Robot City Pobra obtuvo el premio Robotix a las jóvenes promesas, reconocimiento por ser el equipo que demostró potencial para superar grandes retos en el futuro. Lo logró por la presentación de un experimento para enseñar su proyecto de sistema para eliminar microplásticos, que se implementará en las más de 40 depuradoras que existen en la dos márgenes de la Ría de Arousa. 

De regreso en autobús para Ribeira y A Pobra, de donde son los participantes de la comarca, su entrenador, Alberto Cascallar, de Mega Riveira -en A Pobra cuenta con la colaboración de las APA Bandaseca y Cadreche-, dijo que a los jueces les llamó poderosamente la atención que se tratase de un equipo joven. Sus miembros tienen de 10 a 16 años, pero su media es de 11,5 años, ya que 5 de ellos tienen 10 años. Dos de estos últimos fueron los que realizaron en el torneo de robótica el experimento sobre eliminación de microplásticos, aplicándolo en una depuradora. Los jueces también valoraron las pocas horas de preparación que tuvieron, pues desde octubre sólo tuvieron 49 horas, frente a los miembro de otros equipos participantes, que rondaron las 150 horas. 

Cascallar también refirió que los niños estaban muy nerviosos al tener que realizar sus presentaciones ante profesores universitarios, de ahí que incurrieran en algunos fallos en la programación, pero se fueron contentos con la experiencia y ya están pensando en mejoras para el próximo año. El equipo Robot City Pobra incluso tuvieron que improvisar alternativas sobre la marcha para resolver el juego del robot, dando con la solución adecuada.

Comentarios