Sábado 25.05.2019

El exdueño del “Eros Dos” impide que la empresa que se ofreció a su desguace retire piezas del mismo

Discrepa con Portos de que el barco no estaba abandonado y anuncia documentación para probar que todavía es su propietario

Una patrulla de la Policía Nacional acudió al lugar tras ser avisada por Portos | Chechu Río
Una patrulla de la Policía Nacional acudió al lugar tras ser avisada por Portos | Chechu Río

El armador ribeirense Manuel Suárez Argibay impidió ayer que operarios de la empresa que se ofreció a desguazar los buques palangreros “Eros Dos” -antiguo “Furabolos”- y “L’Etel”, que llevan aproximadamente una década amarrados en el puerto de Ribeira y que tan sólo fueron cambiados de ubicación para que impidieran lo menos posible el desarrollo de la actividad de dicho recinto, pudieran realizar una limpieza del primero de ellos y retirar elementos del mismo. El que fue propietario del “Eros Dos” -él mantiene que sigue siendo su dueño-, manifestó a este periódico que acudió al muelle comercial de Santa Uxía a primera hora de la mañana “como fago de costume e estaba todo normal”, pero agregó que poco antes del mediodía le avisó un amigo de que había alguna gente forzando una puerta del puente de mando del barco de bandera panameña.

Suárez Argibay indicó que fue hasta allí y encontró a tres personas a bordo del “Eros Dos”, añadiendo que al preguntarles que hacían allí le respondieron que “viñeron a limpar o buque”. Esa actuación que pretendían realizar esos trabajadores es consecuencia de que, después de que la puja convocada por Portos de Galicia quedase desierta, el ente autonómico aceptó hace semanas el ofrecimiento de una empresa para proceder al desguace sin coste alguno de ambos barcos, pudiendo vender posteriormente la chatarra resultante. Ante las dificultades con que se encontraron los operarios, la empresa avisó a Portos de Galicia, que dio traslado de los hechos a la Policía Nacional, que movilizó a una patrulla. La empresa quedó de presentar en comisaría, a requerimiento de los agentes, la documentación que acredita que es la dueña del buque. Por su parte, Suárez Argigay dijo que, para aclarar la situación, tenía intención de hacer lo mismo por iniciativa propia, pues sostiene que lo adquirió en el 2008.

El organismo presidido por José Juan Durán había llegado a esa determinación después de que resolvió declarar ambos buques en estado de abandono. Además, sostenía que el “Eros Dos” fue investigado en el año 2009 por parte de la Secretaría General del Mar al figurar presuntamente en una lista negra por pesca ilegal. Manuel Suárez manifestó que discrepa con esa consideración de Portos de Galicia pues, a su juicio, “eso non é verdade, e non podían subastalo”. El armador precisó que el “Eros Dos” estaba amarrado al muelle ribeirense “por circunstancias económicas particulares, debidas a las dificultades del sector, pero non abandonado. Foi masacrado pola cantidade de roubos, actos vandálicos e incendios que sufriu”. Y le dice a los responsables del ente autonómico que “o que realmente está abandonado é o porto de Ribeira”, y les pregunta a dónde mandaron a los vigilantes que había hace años de noche y también las barreras de los accesos al recinto portuario. Y dijo que en la bodega actualmente “ten redes e calamento novo, que Portos quere regalar a esta empresa, pero non o podo permitir”, concluyó.

Comentarios