martes 11/8/20

Fallece de Covid-19 una octogenaria de Palmeira que estaba ingresada en el Hospital do Barbanza

Se ha convertido en el decimoquinto barbanzano que muere tras ser diagnosticado de coronavirus 
Una vecina de Palmeira de 87 años es la quinta víctima mortal por Covid-19 en el Hospital do Barbanza | Chechu Río
Una vecina de Palmeira de 87 años es la quinta víctima mortal por Covid-19 en el Hospital do Barbanza | Chechu Río

Una vecina de la parroquia ribeirense de Palmeira de 87 años se ha convertido en el decimoquinto barbanzano que fallece tras ser diagnosticado de Covid-19. Era uno de los seis pacientes que hasta poco después de la pasada medianoche seguían ingresados en el Hospital do Barbanza, donde el pasado miércoles recibió el alta hospitalaria una mujer de 88 años, pero en este caso no pudo superar la lucha que estaba teniendo contra el coronavirus. La octogenaria palmeirense fallecida, y que presentaba patologías previas, será enterrada en la intimidad familiar a las cuatro y media de esta tarde en el cementerio municipal de Palmera.

Esta última víctima mortal se sumó a otro barbanzano fallecido en los últimos días: un vecino de Asados (Rianxo) de 70 años que murió el pasado martes en el Clínico de Santiago, donde llevaba ingresado varias semanas tras contagiarse de Covid-19 en un viaje del Imserso. La palmeirense de 87 años que murió esta madrugada es el quinto paciente fallecido por coronavirus en el complejo asistencial de la parroquia ribeirense de Oleiros, en donde el pasado lunes también murió un ribeirense de 81 años, que presentaba patologías previas; y donde poco después de la medianoche del sábado 25 al domingo 26  pereció una aguiñense de 86 años, al igual que a finales de marzo un vecino de Lampón (Boiro) de 79 años y un el 11 de abril un nonagenario natural de Fisterra. 

Otra ribeirense que residía en Vigo falleció a finales de marzo en el Hospital Álvaro Cunqueiro. La cifra de barbanzanos fallecidos por Covid-19 la completan otros cinco vecinos de Boiro (otro de Lampón, dos de Cabo de Cruz, uno de Abanqueiro y uno de Cespón), cuatro rianxeiros (dos de Taragoña, uno de Asados y otro de 45 años que residía en Madrid) y uno de A Pobra que estaba ingresado en una residencia en Santiago de Compostela.

Comentarios