sábado 24.08.2019

Guerra abierta entre el PSOE local y el provincial por la investidura en Ribeira

La asamblea municipal exprimirá la negociación y la agrupación coruñesa difunde que votará a su propio candidato

Vilas afirma que puede que haya diferentes interpretaciones de la asamblea  | Chechu
Vilas afirma que puede que haya diferentes interpretaciones de la asamblea | Chechu

La votación en la investidura del alcalde ribeirense está suponiendo una guerra abierta entre las agrupaciones local y provincial del PSdeG-PSOE. La asamblea reunida el sábado acordó que, antes de adoptar otras medidas, se expriman al máximo las vías de negociación para provocar un cambio y evitar que sea reelegido el candidato del PP, Manuel Ruiz Rivas. Para ello, están dispuestos a sentarse a hablar con el cabeza de lista del Partido Barbanza Independiente (PBBI), Vicente Mariño de Bricio, con el que llegar a un acuerdo de gobernabilidad. En ese caso, saben que precisarían como mínimo el apoyo de los dos ediles del BNG para que -según señalan los socialistas- “dean os números”, algo que por lo de ahora no se produce. Desde la agrupación local indicaron que, en función de lo que se consiga, así obrarán, y que en último caso propondrían a su propio candidato, José Manuel Vilas Álvarez, para que pueda ser el que ostente el bastón de mando en el Concello de Ribeira, si es que obtiene el respaldo necesario. 

Por el contrario, desde la agrupación provincial del PSdeG-PSOE de A Coruña se emitió un comunicado en el que da a entender que descarta cualquier vía de diálogo que sí mantiene abierta la agrupación ribeirense, pues desde la capital herculina subrayan que en la asamblea se acordó “non apoiar a ningún dos partidos de dereitas no pleno de investidura”. Y también dice que los militantes ribeirenses, que recibieron en ese acto la visita del secretario provincial de Organización, José Manuel Lage Tuñas, aprobaron “por unanimidad” que los dos concejales del partido del puño y la rosa en la corporación municipal de Ribeira “votarán ao seu cabeza de lista, respondendo aos votantes socialistas que os apoiaron nas pasadas eleccións”.

Preguntado por esta situación, el secretario xeral de la agrupación socialista de Ribeira, José Manuel Vilas, evitó entrar en polémicas y manifestó que “pode ser que haxa diferentes formas de interpretación” sobre lo que sucedió en la asamblea del pasado fin de semana. Lo que si dijo tener claro es que, al margen del comunicado del PSOE provincial los socialistas ribeirenses siguen abiertos “á posibilidade de apartar ao PP da Alcaldía de Ribeira”, y que hasta el último momento mantendrán la vía del diálogo con el resto de formaciones políticas que puedan impulsar un gobierno alternativo al del PP que se prolonga más de tres décadas. Insistió en que existe la “oportunidade” de desbancar al candidato popular y que no van a bajar los brazos en ese sentido.

Respecto al resto de la asamblea ribeirense, en la que se analizaron los resultados de las elecciones y se abordó la situación del partido en al capital barbanzana, en la que se planteó ir dando pasos de cara a la renovación de la ejecutiva local y en la búsqueda de un nuevo candidato, el PSOE provincial evita hacer referencia a esa terminología y señala que “os socialistas acordaron elaborar a partir de setembro un plan estratéxico para reforzar o partido, coa incorporación de novos simpatizantes e militantes e impulsar unha acción institucional que permita visualizar mellor o intenso traballo político do partido”.

Una fuerza decisiva

La agrupación provincial dice que se preparan para ser una “forza política decisiva” en estos cuatro años, en los que priorizarán el refuerzo de su proyecto político para llegar en mejores condiciones posibles a la cita con las urnas en 2023. En este sentido, apostará por los proyectos que generen un modelo de ciudad compacta, inclusiva y sostenible, “facendo valer a súa capacidade de interlocutor cos gobernos da Deputación Provincial e de España, encabezados polo PSOE, como xa  viñeron facendo nestes últimos anos”.

Comentarios