sábado 28.03.2020

“Jarrones” y “Calila” se enfrentan a 21 y 19 años por el atraco de hace un año a la gasolinera de Salmón

La Fiscalía les acusa de robos con fuerza y con violencia, lesiones y tenencia ilícita de arma larga, y al primero también de arma corta
La Policía halló varias piezas de la moto usada en el atraco durante el registro en la casa familiar de “Calila” en O Campiño | Chechu
La Policía halló varias piezas de la moto usada en el atraco durante el registro en la casa familiar de “Calila” en O Campiño | Chechu

La Fiscalía ya ha presentado su escrito de calificación provisional de los hechos acaecidos en la madrugada del 19 de enero del año pasado cuando dos individuos atracaron la gasolinera Agro do Forno, en Salmón, en la parroquia ribeirense de Oleiros, en el que hirieron de gravedad en una pierna a un empleado de 22 años, al que dispararon con una escopeta, y que se convirtió en uno de los sucesos que ha generado más alarma y preocupación en la capital barbanzana en los últimos tiempos. El Ministerio Público acusa a los dos jóvenes a los que la Policía Nacional detuvo por esos hechos y por otros relacionados. Se trata de Pablo Fojo Mariño, alias “Jarrones”, de 32 años, y Domingo García Sevilla, “Calila”, de 30 años, para los que solicita condenas de un total de 21 y 19 años de cárcel, respectivamente. También les pide que indemnicen al empleado herido con 28.405 euros por las lesiones y secuelas que sufrió. La compañía aseguradora de la estación de servicio les reclama por la reparación de los desperfectos que causaron en el atraco 1.053 euros, una cantidad a la que se sumará la reclamación del Sergas por los gastos médicos.

En el escrito de calificación provisional de la Fiscalía se les imputan a cada uno de ellos por los cuatro mismos delitos y otro más para “Jarrones”. Por un lado, les acusa de un delito de robo con fuerza en casa habitada (4 años), que tiene que ver con la sustracción unos días antes del atraco de una moto de cross en un domicilio de la Rúa Agustín Fernández Oujo. El segundo es el delito de robo con violencia en establecimiento abierto al público, con uso de disfraz y de arma de fuego (5 años), que es por los hechos acontecidos en la estación de servicio que atracaron. El tercer delito que les atribuye es el de lesiones (9 años), al herir de gravedad en una pierna al empleado con un disparo realizado con una escopeta. La tenencia ilícita de esta arma larga (1 año) es la que motiva el cuarto delito del que se les acusa. Por último, a Pablo Fojo Mariño se le acusa de tenencia ilícita de arma corta (2 años), en relación con la pistola que le fue incautada en el registro practicada en su vivienda del barrio de Abesadas.

Los dos acusados permanecen desde el 27 de enero del año pasado en situación de prisión preventiva, pese a las reiteradas solicitudes de sus abogados de oficio para que fueran puestos en libertad, que fueron denegadas. El demoledor escrito de acusación y calificación provisional, con la petición de penas de cárcel que rondan los 20 años, no hace más que contribuir a ratificar la medida provisional adoptada por los jueces. Por otro lado, de las investigaciones realizadas se ha sabido que “Calila” fue el autor material del disparo con la escopeta, con la que llegó a encañonar hasta en dos ocasiones la cabeza de la víctima. Lo hizo en un primer momento desde un metro de distancia tras bajarse de la moto que pilotaba “Jarrones” y al salir ese trabajador de la tienda, para luego dispararle en una pierna, y a continuación, cuando ese atracador se disponía a entrar en la tienda, con el empleado tirado en el suelo, le apuntó de nuevo a la cabeza durante unos instantes.

Comentarios