lunes 30/11/20

BOIRO - Un joven resulta herido en un choque frontal en la carretera de Espiñeira que obligó a cortar el tráfico dos horas

Un joven conductor, cuya identidad responde a las iniciales J.F.S.P., vecino de Boiro, resultó herido de pronóstico reservado en un aparatoso accidente de circulación registrado ayer, poco antes de las seis menos veinte de la tarde, en el vial de Espiñeira, a unos 50 metros de la entrada al campamento juvenil de la Xunta, antes de la rotonda de Bermo.

El Citroén Saxo sufrió cuantiosos daños en su parte delantera   CHECHU RÍO
El Citroén Saxo sufrió cuantiosos daños en su parte delantera CHECHU RÍO

Un joven conductor, cuya identidad responde a las iniciales J.F.S.P., vecino de Boiro, resultó herido de pronóstico reservado en un aparatoso accidente de circulación registrado ayer, poco antes de las seis menos veinte de la tarde, en el vial de Espiñeira, a unos 50 metros de la entrada al campamento juvenil de la Xunta, antes de la rotonda de Bermo. El siniestro se debió a una colisión frontal entre dos vehículos. Se trató de un Suzuki Vitara con placas de matrícula 8401-BVB, a los mandos del outiense S.P.G., de unos 60 años, y un Citroën Saxo PO-0841-BC, que conducía el referido muchacho boirense.
Hasta el lugar se desplazó un amplio operativo, que fue movilizado por el Centro de Atención de Emerxencias 112 Galicia. Entre esos equipos estaban los Bomberos del parque comarcal de Boiro, que se encontraron con el automovilista herido fuera del vehículo y que sangraba de una forma abundante por el rostro. Esos profesionales colaboraron con los técnicos de la ambulancia del 061 en la inmovilización de la víctima y para subirlo a la camilla e introducirlo en el vehículo asistencial para proceder a su evacuación al Hospital do Barbanza. También acudieron Protección Civil, Policía Local, Guardia Civil, así como las grúas, que retiraron los coches accidentados, tras recibir las órdenes de los miembros del equipo de atestados de la Guardia Civil de Tráfico de Santiago de Compostela.
Debido a que los coches accidentados ocupaban buena parte de la calzada y que no se podían mover hasta la llegada de los encargados de instruir las diligencias por el siniestro, la carretera estuvo cortada hasta las siete y media de la tarde, desviándose la circulación rodada por el tramo cercano del vial que comunica Boiro con Noia. Una vez fueron retirados los automóviles de la calzada, los Bomberos boirenses procedieron a su limpieza y retirada de restos de los coches.

Comentarios