sábado 16/1/21

BOIRO - La Justicia admite a trámite la demanda contra la convocatoria de un pleno urgente en diciembre pasado

El Juzgado de lo contencioso-Administrativo Número 1 de Santiago admitió a trámite la demanda presentada por Boiro Novo por la que impugna la convocatoria y celebración del pleno extraordinario y urgente del pasado 27 de diciembre.

La oposición ya expresó su disconformidad con la urgencia del pleno CHECHU
La oposición ya expresó su disconformidad con la urgencia del pleno CHECHU

El Juzgado de lo contencioso-Administrativo Número 1 de Santiago admitió a trámite la demanda presentada por Boiro Novo por la que impugna la convocatoria y celebración del pleno extraordinario y urgente del pasado 27 de diciembre y, en consecuencia, el acuerdo relativo a la modificación de la ordenanza fiscal que elimina la exención en el pago del impuesto de rodaje a vehículos de más de 25 años. A partir de la comunicación de este decreto, el Concello boirense dispondrá de 20 días para remitir a la autoridad judicial el expediente administrativo y notificar en cinco días la resolución que ordene su remisión a los interesados en el mismo. Al cumplirse ese paso, quedarán emplazados para comparecer ante el juzgado en nueve días. Esta resolución no es firme y contra ella se puede presentar recurso de reposición en un periodo de cinco días.

En su recurso, Boiro Novo hace un poco de historia en relación a la referida modificación de la ordenanza fiscal que eliminaba las bonificaciones previstas y que derivó en la creación de una plataforma de afectados y en la presentación de una centena de alegaciones -la gran mayoría contenían idéntica antecedencia, fundamentación y petición por tratarse de un modelo- durante el periodo de exposición pública. Una vez rematado el mismo, el colectivo vecinal solicitó la celebración de un pleno ordinario para abordar esa cuestión con los dos días hábiles legalmente establecidos y en horario de ocho de la tarde. Sin que hubiera contestación expresa a esa petición, el alcalde convocó un pleno extraordinario y urgente el 26 de diciembre para su celebración a la una de la tarde del día siguiente, motivando esa supuesta urgencia en el inicio del año nuevo y que entrase en vigor el 1 de enero, además de una falsas razones de saturación de alegaciones y la urgencia de la publicación en el BOP. Pese a ser el mandatario quién convocó la sesión fue uno de los tres ediles que no asistió. Boiro Novo recordó que la plataforma vecinal presentó en la mañana del pleno un escrito solicitando su participación, pero ni este ni el del día 12 se incorporaron al expediente administrativo del pleno, y que el presidente del pleno justificó diciendo que no se presentaron con más de 24 horas de antelación, “algo inadmisible cuando entre la convocatoria y la celebración apenas mediaron 18 horas”, señalan desde la formación liderada por Dores Torrado.

“La supuesta e invocada urgencia es la fundamental pretensión de nuestra demanda, pues el control judicial al que están sometidas las administraciones locales, y particularmente en este extremo, nos obligan a impetrar dicho auxilio toda vez que, entendemos, no está suficientemente motivada la urgencia de la convocatoria y celebración”, señalan desde Boiro Novo.

Comentarios