viernes 06.12.2019

Más de 4.400 abonados de Ribeira quedan sin luz al romper un cable y una torreta por el temporal Ana

Hasta 4.404 clientes de Unión Fenosa en Ribeira, concretamente en las parroquias de Aguiño, Carreira, Castiñeiras y Artes, se vieron afectados el domingo por una avería eléctrica que se registró a las 20.25 horas

Una de las balsas de agua se formó el domingo en la Avenida da Coruña, en Ribeira
Una de las balsas de agua se formó el domingo en la Avenida da Coruña, en Ribeira

Hasta 4.404 clientes de Unión Fenosa en Ribeira, concretamente en las parroquias de Aguiño, Carreira, Castiñeiras y Artes, se vieron afectados el domingo por una avería eléctrica que se registró a las 20.25 horas y que estuvo motivada a la rotura de un cable y una torreta por la acción del viento del temporal Ana, que azotó a la zona y que en la estación meteorológica de Sálvora alcanzaron en ese momento los 125 kilómetros por hora. El 86% de los abonados volvieron a tener luz a los veinte minutos y la mayor parte del resto lo hicieron por fases entre 100 y 128 minutos después del apagón. Otros 30 que están asociados al centro transformador de Casalnovo y Castro estuvieron 302 minutos sin suministro hasta que se subsanó el problema. Respecto a un avisó difundido de que por averías producidas por el temporal se registró un corte generalizado del suministro eléctrico en el casco urbano y alrededores de Rianxo, y otros puntuales en el resto del municipio, la compañía distribuidora indicó que no tenían ninguna constancia de esa incidencia.

Esa y otras rachas de viento, que en el observatorio de Corrubedo superaron ligeramente los 100 kilómetros por hora, mientras que en Cespón y en el Pico Muralla alcanzaron los 83 y 115 kilómetros por hora, provocaron la caída de árboles, que cortaron carreteras, algunas de ellas por completo. En seis de ellos, cinco en Boiro y uno en Rianxo, intervinieron los Bomberos del parque comarcal boirense para cortarlos y retirarlos para restablecer la normalidad del tráfico rodado. Lo mismo hizo de madrugada Protección Civil de la localidad en el vial de Belles de Abaixo a Xián y en Bealo, o ya ayer al mediodía dos pinos en la pista de subida al campo de A Mina, en Lampón. También se registró el desprendimiento de cascotes de las fachadas de edificios, como fue el caso de un hotel en Escarabote, en donde los Bomberos de Boiro precisaron de la colaboración de sus compañeros de Ribeira, que acudieron con el camión autoescalera para acceder a la zona afectada. Debido al viento fueron arrancadas varias señales y numerosas las vallas y los contenedores que cayeron o fueron desplazados de sus ubicaciones habituales. También cayeron o se soltaron cables de los tendidos eléctrico y telefónico en el vial de Teaño a Ordenario, en la zona de O Saltiño y otros lugares.
Las copiosas precipitaciones, que provocaron que se registrasen 150 litros por metros cuadrado en 24 horas en el punto de observación meteorológica de Muralla y 106,4 en Cespón, así como 73,8 y 57 en Sálvora y Corrubedo, respectivamente, hicieron que se pudieran contemplar imágenes espectaculares como la de la fervenza de Cadarnoxo, pero también que el agua de la lluvia discurriera por las calles como un torrente y que también se formasen balsas de agua en determinadas zonas, como en la Avenida da Coruña y Xarás (Ribeira), que dificultaron o hicieron más peligrosas la circulación rodada. El BNG recriminó la “inoperancia” del Concello por no tener los sumideros limpios, por lo que pide que se haga en el futuro.

Comentarios