domingo 9/8/20

Un niño de Ribeira se recupera en el hospital después de ser atropellado

Un niño de 9 años fue atropellado este lunes por la tarde mientras jugaba en una calle de Ribeira próxima al Parque de Bombeiros. El suceso ocurrió minutos antes de las 16.30 horas en una pequeña carretera peatonal que comunica los bloques de viviendas de la zona.

El fuego se originó en una zona de difícil acceso | CEDIDA
El fuego se originó en una zona de difícil acceso | CEDIDA

Un niño de 9 años fue atropellado este lunes por la tarde mientras jugaba en una calle de Ribeira próxima al Parque de Bombeiros. El suceso ocurrió minutos antes de las 16.30 horas en una pequeña carretera peatonal que comunica los bloques de viviendas de la zona.


Según relatan desde los equipos de emergencias, el conductor no vio al niño y solo se dio cuenta del atropello cuando este había sucedido. Al parecer todo ocurrió en una curva. En ese momento, detuvo el vehículo y trasladó al niño a un portal cercano. Allí recibió el auxilio del personal médico de la ambulancia del 061 que acudió al lugar. Ante las heridas que presentaba, el menor fue trasladado al Hospital do Barbanza. Su vida no corre peligro pero el atropello le provocó posibles fracturas en las piernas, además de los golpes que sufrió en los brazos y la espalda.
Los primeros en llegar al lugar fueron los bomberos de Ribeira, ya que la calle en la que tuvo lugar el atropello está a unos 20 metros del parque. Tras ellos, se desplazaron hasta la zona una ambulancia del 061 y el Grupo de Apoio e Emerxencias Municipal de Ribeira, el GAEM. Las fuentes consultadas por este periódico aseguran que el conductor no había consumido drogas ni alcohol y que acudió al auxilio del menor en cuanto se percató de lo ocurrido.
Incendio forestal en Boiro


Las llamas calcinaron en la parroquia boirense de Lampón más de una hectárea de terreno boscoso. Participaron en las tareas de extinción agentes y bomberos forestales, el GRUMIR de Boiro y voluntarios de Protección Civil de A Pobra do Caramiñal.


El incendio se originó en una zona de monte con una gran pendiente próxima al río y de difícil acceso, lo que complicó las tareas de extinción. Las brigadas tuvieron que acceder a pie hasta la zona porque los vehículos no podían pasar entre los árboles y el matorral. Según relatan agentes que participaron en los trabajos, todavía no se han podido identificar las causas del incendio.


El fuego empezó pasadas las 22.00 de la noche del domingo y las llamas permanecieron encendidas hasta más allá de las 04.00 de la madrugada. Los primeros equipos en llegar lograron controlar el incendio antes de medianoche, por lo que parte del dispositivo se encargó de refrescar la zona para evitar que se reavivase.

Comentarios