jueves 19.09.2019

Palmeira recobra su historia de los siglos XIX y XX con la memoria de sus mayores

“Palmeira na memoria” es el título de una publicación que acaba de salir de la imprenta y que elaboraron con gran mérito los 23 alumnos del taller de estimulación cognitiva que se desarrolló en esa parroquia ribeirense

El alcalde participó en la presentación y entrega de “Palmeira na memoria” | Chechu
El alcalde participó en la presentación y entrega de “Palmeira na memoria” | Chechu

Rescata la historia de Palmeira en los siglos XIX e XX, desde la llegada de los Colomer Soler a principios de 1800 hasta sucesos más recientes como a visita del entonces presidente de la Xunta Manuel Fraga. Ese es uno de los frutos obtenidos por el taller de memoria o estimulación cognitiva que se viene desarrollando en Palmeira en el marco del Programa de Dinamización Social e Cultural dos Nosos Maiores, organizado por el departamento municipal de Servizos Sociais. Ayer tuvo lugar la presentación de esta publicación, en forma de revista o librito de 58 páginas, con más de un centenar de fotografías, en el que se recogen algunas de las vivencias de dicha parroquia. Cada uno de sus creadores recibió uno de los 500 ejemplares de la primera tirada realizad de “Palmeira na memoria”. Fue en el transcurso de un acto celebrado en el pabellón o centro multiusos Alcalde Torres Colomer, de Palmeira, donde se desarrolla el obradoiro.


El acto contó con la participación del alcalde, Manuel Ruiz, que felicitó a los asistentes por volcarse con un trabajo conjunto de gran utilidad, que coordinó el alumno Vicente Fernández González, de 84 años, más conocido como señor Chouza -es otro de sus apellidos-, y que incide en algo que desde el Concello persigue en los últimos anos: “que nos sintamos orgullosos da nosa xente”. El primer edil recordó otras iniciativas encamiñadas a es fin como la designación de dos pistas multideporte con los nombres de los hermanos Suco y los González Pérez -Fran y José Ramón-, o más recientemente dos palmeirenses, el pintor Xoán Fernández y el músico Enrique Paisal, para designar una plaza en As Carolinas y el conservatorio, o que el artista Manuel Ayaso diera nombre a la casa de cultura de su parroquia aguiñense. En este sentido, destacó que tanto esos nombramientos como que se recojan los nombres de conocidos vecinos de Palmeira que hicieron algo por su parroquia, y hacen que “non caia no esquecemento a xente que foi importante no noso pobo e eso pode estimular a moita xente”.


Ruiz Rivas expresó su orgullo y satisfacción por el hecho de que en dicha publicación aparezca su bisabuelo, José Colomer Soler, y añadió que a partir de ahí se fue perdiendo el apellido, aunque apuntó que su madre aún lo mantuvo en segundo lugar, pero quiso dejar claro que, “ao final todos vimos dese mesmo tronco común e tamén é un orgullo levar esa sangue”. El alcalde mostró su confianza en que habrá una segunda edición con más nombres e imágenes de personas que contribuíron a hacer grande Palmeira, por lo que animó a los mayores de la parroquia a seguir investigando. El referido señor Chouza, que fue el que recopiló fotografías antiguas e rescatar la historia que se esconde detrás de ellas, dedicó unas palabras a sus compañeros, sin cuya implicación indicó que no hubiera sido capaz de sacar adelante esta publicación. Tras contar alguna anécdota, añadió que aún falta gente por salir ya que no consiguieron sus retratos, a partir de los que poder recordar y escribir sus historias.

Junto al señor Chouza, participaron en la elaboración de esta publicaciónpublicación María Dolores Santos Franco, Juana González González, María Dolores Ferreirós Núñez, Concepción Corbelle Gómez, María Santiago Fernández, Francisca Fernández Betanzos, María Lourdes Fariña Casas, Juan R. Vilariño Regal, María Encarnación Rial Rego, Juana Paz Fernández, Ramona Andrade Santiago, María Teresa Olveira Pérez, María Fernanda Lampón Pardavila, Dolores Prieto Magdalena, Ángela Ageitos García, María Teresa Paisal, María González González, Magdanela Castro González, María Gago Rial, Olga Vázques Rivas, María Asunción González Pérez y María García García.

Comentarios