sábado 26/9/20

PBBI revela que el Concello ribeirense sufrió una estafa de casi 180.000 euros

Su portavoz, Vicente Mariño, reclama que el alcalde explique con claridad lo sucedido en este caso ante toda la ciudadanía
Pouso y Mariño comparecieron para informar del presunto fraude al Concello | CHECHU RÍO
Pouso y Mariño comparecieron para informar del presunto fraude al Concello | CHECHU RÍO

El Ayuntamiento ribeirense fue víctima de una presunta estafa de casi 180.000 euros. Así lo revelaron ayer el portavoz del grupo municipal del Partido Barbanza Independiente (PBBI), Vicente Mariño, y su compañera Herminia Pouso después de que hace diez días tuvieron conocimiento en una junta de portavoces de este delicado asunto que, a su juicio, podría dejar un agujero económico por ese importe en las arcas municipales, en caso de que no pueda recuperarse, y que en todo este tiempo el alcalde, Manuel Ruiz, aún no se lo ha comunicado a sus ciudadanos. De hecho, apuntaron que les parece “lamentable y moralmente reprochable” que al darles traslado a los grupos municipales de ese asunto “de suma importancia no fuese el propio alcalde el que se personase y diese la cara para informarles en lugar de delegar esa labor en su teniente de alcalde, aunque también son conscientes de que a la hora de esa reunión el regidor tenía otro compromiso.

En lo que a la supuesta estafa se refiere, desde el PBBI señalaron que se les comunicó que el pasado 20 de mayo se recibió en el área de Intervención del Concello de Ribeira un correo electrónico en el que se indicaba que la empresa adjudicataria del servicio municipal de alumbrado público le solicitaba que procediera al cambio de la cuenta bancaria para futuros pagos a la misma. Además, el día 29 de ese mes, el Concello llevó a cabo esa modificación en la contabilidad municipal tras recibir también por el mismo medio una certificación de la titularidad de la nueva cuenta bancaria facilitada. Después de que el 20 de julio el Ayuntamiento ribeirense efectuó una transferencia bancaria para hacer frente al pago de cuatro facturas por casi 180.000 euros a la referida empresa concesionaria, a finales de julio fueron los servicios de detección de fraude del banco los que comunican al Concello que al cotejar los datos de la factura y del receptor de la transferencia hecha no coinciden.

Al tener conocimiento de que el dinero fue a parar a manos de un destinatario distinto a la empresa del alumbrado público, “desde el Ejecutivo local se actuó diligentemente y se presentó la correspondiente denuncia en la comisaría de la presunta estafa que sufrió el Ayuntamiento”, precisaron desde el PBBI, que considera que el alcalde debería estar informando de las novedades sin necesidad de pedírselo. “Suponemos que los organismo que investigan han actuado con celeridad para saber si ese dinero sigue en la cuenta a la que se envió, si desapareció o cual fue su destino, pues eso se puede rastrear”, dijo Herminia Pouso.

El líder del PBBI manifestó que él no está diciendo quien es el culpable de lo ocurrido, pues subrayó que eso lo harán los organismos encargados de depurar responsabilidades. Vicente Mariño agregó que el Concello de Ribeira es una “víctima” de esta situación, pero considera que los ribeirenses tienen derecho a saber lo sucedido, “que ha habido -precisó- una estafa en al casa de todos los vecinos”, por lo que demandan que el alcalde sea quien, con esa finalidad, informe y de las explicaciones que sean oportunas. El PBBI señaló que ha esperado un tiempo que considera más que prudencial para que Ruiz Rivas diera las explicaciones a lo vecinos a través de la fórmula que considerase más adecuada, pero que al no hacerlo él, “nosotros, como principal partido de la oposición, nos vemos en la obligación de hacerlo en aras de la mayor transparencia posible, sin entorpecer ninguna labor de investigación. Es el momento de que se informe y de que Ribeira sepa que hubo un fraude”, subrayó Mariño de Bricio.

El PBBI cree que, tras lo sucedido, se hace más que necesario revisar los protocolos para detectar posibles estafas, recordando que en el Concello de Cambados hubo in intento de fraude que no pasó los filtros de la intervención, por lo que no fructificó ese engaño. l

Comentarios