viernes 7/8/20

Piden 12 años de cárcel para el hombre que mató a cuchilladas a su compañera

Una discusión tras consumir cocaína y alcohol derivó en una reyerta que acabó con la muerte de la mujer
El juicio se desarrollará en la sección sexta de la Audiencia Provincial de A Coruña con sede en Santiago
El juicio se desarrollará en la sección sexta de la Audiencia Provincial de A Coruña con sede en Santiago

La sección sexta de la Audiencia Provincial de A Coruña con sede en Santiago acogerá los días 9, 10, 11 y 12 de diciembre el juicio con tribunal del jurado contra S.V.P., para el que el Ministerio Fiscal solicita una pena de doce años y medio de prisión por matara su compañera de piso a cuchilladas durante una discusión que mantuvieron tras haber consumido alcohol y cocaína.

Según el escrito del fiscal, el acusado convivía con C.D.D. desde hacía dos meses antes de los hechos, a los que unía una relación de amistad. El día que sucedieron los hechos se encontraban con otras personas y tanto el acusado como la víctima consumieron cocaína y el presunto homicida, además, una gran cantidad de alcohol. Al parecer, en el ambiente en el que se movían era conocido que cuando el acusado consumía alcohol y cocaína se ponía en una actitud extremadamente violenta.

Cuando los amigos se fueron de la casa, el acusado y la víctima se dispusieron a cenar en la planta baja de la vivienda y durante el transcurso de la misma tuvieron una discusión y una pelea mutua por temas relacionados con el dinero.

En un momento determinado de la reyerta, el acusado cogió un cuchillo y se dirigió con él hacia la víctima que al ver la situación huyó escaleras arriba buscando refugio. El hombre la alcanzó en el cuarto de baño y comenzó a acuchillarla por diversas partes del cuerpo.

La mujer trató de defenderse con sus manos y con los pies, pero el acusado continuó apuñalándola. Dos de esas cuchilladas atravesaron la cavidad torácica y abdominal alcanzando el lóbulo superior del pulmón derecho, atravesándolo y llegando a la aorta ascendente, siendo esta una lesión mortal. El acusado, al ver que la mujer estaba inmóvil, intentó hacerle torniquetes con el pantalón que ella vestía en ambas piernas y con una camisa en el brazo izquierdo.

Posteriormente, llamó al 112 para dar aviso del suceso dando a entender que había sido otra persona la que agredió y mató a la mujer.

Antes de huir guardó en un bolso el arma del crimen, el teléfono de la víctima y otros enseres. Cuando llegó la ambulancia huyó del lugar, si bien fue alcanzado por las fuerzas policiales a poca distancia del lugar de los hechos. La acusada tenía un hijo que vivía de forma independiente.

Comentarios