domingo 15.12.2019

Piden ayuda a través de redes sociales para aclarar lo sucedido en el accidente que costó la vida a una pareja

Familiares y abogados han lanzado mensajes en Facebook para tratar de encontrar testigos del suceso

El accidente costó la vida a una pareja
El accidente costó la vida a una pareja

Las redes sociales se han convertido en una herramienta a tener en cuenta a la hora de intentar buscar testigos que puedan ayudar a resolver ciertos sucesos. Con eso en mente, familiares de los fallecidos el pasado día 4 en un accidente de tráfico en A Pobra y su representación legal han lanzado un llamamiento a través de Facebook para tratar de buscar testimonios que puedan aclarar qué fue lo que pasó en la carretera comarcal AC-305.

“Por favor, si alguien vio algo que se ponga en contacto con nosotros. Se lo agradeceríamos mucho. Ayudadnos a las familias, por favor. Lo estamos pasando muy mal. Gracias”. Es uno de los mensajes que la familia de Abraham dejaba recientemente en las redes sociales, intentando buscar a alguien que pueda aclarar si fue o no el otro vehículo, el BMW a bordo del que iba Pilar Fernández Patiño, quien resultó herida, el que se interpuso en el carril del Seat León en el que viajaban Abraham Muñiz, de 29 años, y Sara Lampón, de 28. 

Medio de contacto
Asimismo, un despacho de abogados de Ribeira que está llevando el caso, también ha lanzado un mensaje similar a través de la misma plataforma: “Al objeto de defender los legítimos derechos e intereses de los familiares de las víctimas, agradezco a toda persona que pueda aportar información sobre el accidente ocurrido el pasado sábado en la carretera comarcal AC-550, contacte vía Whatsapp con el número 676 352 962”. A pesar de que en el mismo texto se pedía que, “por razones de privacidad”, se abstuvieran de realizar comentarios en el muro, eran cientos ya los que aportaban algunos datos acerca de lo visto en la carretera. Muchos otros ya habían compartido ambos mensajes, en un intento de que lleguen al máximo número de personas posible. 

Ambos turismos colisionaron frontalmente en un tramo de carretera que está limitado a 70 kilómetros por hora y a escasos metros de una señal que restringe la velocidad a 50. 

La Guardia Civil está investigando las causas del brutal choque y trata de determinar qué vehículo habría invadido el carril contrario, puesto que el desplazamiento por la colisión dificulta esclarecer lo ocurrido.

Comentarios