sábado 11.07.2020

Las imágenes de las cámaras no permiten identificar al atracador del súper Eroski Center

La unidad judicial de la Guardia Civil de Noia tenía depositadas muchas esperanzas en que las imágenes de las cámaras de seguridad del supermercado Eroski Center, en O Areal, pudieran permitir la identificación del atracador que, a las siete de las tarde del lunes, le pidió a la empleada amenazándola con una pistola que le entregase el dinero de la caja. Sin embargo, esa línea de investigación no ha aportado ninguna pista fiable, pues no permite verle el rostro, pues la gorra que ese individuo lleva en la cabeza le tapa el rostro.

Zona de caja en la que el atracador reclamó el botín a punta de pistola   CHECHU RÍO
Zona de caja en la que el atracador reclamó el botín a punta de pistola CHECHU RÍO

La unidad judicial de la Guardia Civil de Noia tenía depositadas muchas esperanzas en que las imágenes de las cámaras de seguridad del supermercado Eroski Center, en O Areal, pudieran permitir la identificación del atracador que, a las siete de las tarde del lunes, le pidió a la empleada amenazándola con una pistola que le entregase el dinero de la caja. Sin embargo, esa línea de investigación no ha aportado ninguna pista fiable, pues no permite verle el rostro, pues la gorra que ese individuo lleva en la cabeza le tapa el rostro.
Por lo demás, las imágenes permiten ver con total detalle como se desarrolló la secuencia del atraco, con la entrada del atracador por la puerta principal del establecimiento, dirigiéndose directamente hacia la línea de caja, apuntando con el citado arma a una cajera, que ante el temor de que le disparase acabó entregándole la recaudación, que ascendió a unos 600 euros, una cifra que, según los responsables de Vegalsa, podría ser algo inferior al hacer el recuento.
La Guardia Civil tiene abiertas otras líneas de investigación que en el pasado le dieron resultados satisfactorios y confía que permitan identificar al atracador. Y no descarta que contase con la colaboración de una segunda persona en su huida en un Honda Civic, pero tampoco lo da por hecho. n

Comentarios