viernes 06.12.2019

Roban instrumental de navegación de un velero valorado en 30.000 euros en un pantalán del náutico

La Guardia Civil de la zona investiga un robo registrado en un velero de unos 22 metros de eslora que llevaba amarrado a un pantalán del club náutico de A Pobra desde el pasado 7 de septiembre

La Guardia Civil de la zona investiga un robo registrado en un velero de unos 22 metros de eslora que llevaba amarrado a un pantalán del club náutico de A Pobra desde el pasado 7 de septiembre y del que los amigos de lo ajeno se llevaron, después de arrancarlo de su sitio, diverso instrumental de navegación, como radares emisora, piloto automático, plotters y otros, así como velas. Además, el barco apareció semihundido y con gran cantidad de agua en su interior. El dueño valoró todo lo sustraído y los daños en unos 30.000 euros en el momento en que presentó la denuncia en el puesto auxiliar de la Benemérita en A Pobra, justo después de que la Policía Judicial de Noia acudiera a primera hora de la mañana a tomar huellas y recoger pruebas en el lugar de los hechos.
El propietario de ese velero, un hombre de mediana edad y vecino de la localidad coruñesa de Oleiros, llegó a la villa pobrense hace una semana y media, lo atracó en sus instalaciones náuticas y no volvió a verlo hasta que poco antes de las diez de la noche del martes acudió a preparar todo, junto con un empleado suyo, para poder zarpar al día siguiente con destino al Club Náutico Punta Lagoa, en Vigo, a donde lo lleva cuando acaba la temporada estival. Al entrar en el mismo se encontró con el lamentable panorama. Se desconoce cuando tuvieron lugar los hechos, pero se sospecha que pudo ser de madrugada y hace algunos días, pues el velero ya se encontraba medio inundado, además de que los ladrones pudieron burlar el control del vigilante al acceder al pantalán con una pequeña embarcación desde el propio agua. Parece ser que el agua entraba por una vía que supuestamente se abrió cuando los cacos arrancaron un raíl del barco. Tampoco se sabe a ciencia cierta si ese boquete lo abrieron intencionada para que el agua anegase el puente de mando y borrase sus huellas o que se produjo de forma fortuita.
El dueño del velero alertó a la Guardia Civil de Boiro para que acudiera a inspeccionarlo para elaborar un informe. Debido a que la patrulla estaba ocupada en otro servicio, el instituto armado solicitó la colaboración de la Policía Local pobrense, que se encargó de esas labores, hasta que la Policía Judicial tomó ayer por la mañana el mando de las investigaciones.

Comentarios