jueves 28/1/21

Policía Local de Ribeira constata el “exquisito” cumplimiento de normas en el transporte escolar

Constató que los buses tienen todo en regla y que todos los conductores dieron negativo en la prueba de alcohol
El control del transporte escolar incluye la prueba de alcoholemia a conductores | Chechu
El control del transporte escolar incluye la prueba de alcoholemia a conductores | Chechu

La Policía Local ribeirense inició esta semana una acción dirigida al control y vigilancia de del transporte escolar y en los dos días transcurridos ya ha podido supervisar la gran mayoría de los vehículos que prestan sus servicios en los centros educativos del municipio, así como a sus conductores, y posiblemente estarán hoy todos controlados. Por ahora, no se ha detectado ninguna infracción ni incidencia reseñable, y se destacó su “exquisito” cumplimiento. De todos modos, esta labor continuará para seguir velando por el respeto de las normas hasta este viernes, dentro de la adhesión a la campaña impulsada por la Dirección General de Tráfico con esa misma finalidad. 

Según precisaron desde la Policía Local de Ribeira, concretamente se está comprobando todo lo exigido por la normativa vigente aplicable a este tipo de vehículos y para ello se desplazaron varios agentes municipales a los centros educativos de la localidad y a diversos puntos de las rutas en diferentes momentos de la jornada lectiva. En este sentido, además de que cada autobús disponga de toda la documentación en regla, incluyendo seguro e ITV en vigor, los policías supervisan el cumplimiento de los requisitos legales en materias como las condiciones de seguridad de estos vehículos, y en particular si cuentan con acompañante, algo obligatorio cuando más del 75% de los pasajeros son alumnos menores de 16 años, un porcentaje que se sitúa en un tercio si son de educación especial. También se controla que el conductor tenga el permiso de conducir correspondiente y el Certificado de Aptitud Profesional (CAP), y se les realiza la prueba de alcoholemia y, en caso de que haya sospechas, también se le somete a la prueba indiciaria de drogas. Todos ellos dieron negativo, con tasa 0, al igual que en todos los controles que de manera aleatoria viene desarrollando durante todo el año. Y ninguno presentaba síntomas de encontrarse bajo la influencia de sustancias estupefacientes.

Además, los agentes explican a profesores y padres las controles y vigilancias que realizan, y la respuesta que recibieron fue altamente positiva en el ámbito escolar, máxime tras conocerse que la Guardia Civil de Tráfico investigó ayer a una conductora de transporte escolar en Ordes como presunta autora de un delito contra la seguridad vial por carecer de permiso de conducir por pérdida total de puntos. La Benemérita especificó que llevaba a 12 menores para asistir sus clases y al percatarse del control su reacción fue dejar a los niños en una esquina anterior a la parada señalizada.

Comentarios