sábado 14.12.2019

El precio de la almeja babosa rondó los 69 euros en el inicio de la campaña extractiva en Ribeira

Un total de 139 mariscadores salieron a faenar por Coroso, A Insua y O Touro y capturaron más de 1.400 kilos
Parte de los 139 mariscadores que salieron a faenar lo hicieron en A Insua | Chechu Río
Parte de los 139 mariscadores que salieron a faenar lo hicieron en A Insua | Chechu Río

De espectacular calificaron ayer los 139 mariscadores de la Cofradía de Ribeira el inicio de la campaña extractiva de la almeja, en la que la babosa se convirtió en la especie estrella, con un volumen total de capturas de 1.407 kilos recogidos -más de diez kilos por tripulante-, frente a los 32 de almeja roja. Aunque los muestreos realizados en las concesiones marisqueras de la capital barbanzana reflejaron que no hay mucha cantidad de este bivalvo y que, en líneas generales, su tamaño no alcanzaba la talla deseable para su comercialización, lo cierto es que el arranque superó todas las previsiones, tal y como lo refleja el hecho de la que cotización máxima alcanzase los 69,15 euros, lo que supuso más de cuatro euros más que en noviembre de 2018, cuando la parada más alta en la subasta fue de 65,95 euros. El precio más bajo que se pagó ayer fue de 16,35 euros, mientras que hubo paradas intermedias de 61,80, 39,90 y 30,90 euros.

Las embarcaciones habían zarpado de la dársena ribeirense a las ocho de la mañana y se distribuyeron, al igual que el año pasado, por las concesiones de la entidad en Coroso, A Insua y O Touro y, nada más llegar, sus tripulantes lanzaron el raño al mar para hacerse con la especie más preciada. La cifra de mariscadores de esta vez fue sensiblemente inferior a la de hace un año cuando habían estrenado la campaña un total de 225 mariscadores, aunque en aquella ocasión había un nutrido grupo de los pósitos de A Pobra, Cabo de Cruz y Rianxo. El patrón mayor de la Cofradía de Pescadores de Ribeira, José Antonio Pérez “Rubio”, confía que en los próximos días se incremente poco a poco la cifra de mariscadores que salgan a faenar almejas y que ayer estaban trabajando otras artes en las que les va bien.

Comentarios