• Miércoles, 20 de Junio de 2018

Reportaje | O Barbanza planta cara a la violencia y desigualdades de que son objeto las mujeres

En cada esquina de O Barbanza se escuchó ayer un único grito en favor de la igualdad entre mujeres y hombres. Empezó a hacerse sentir desde primera hora cuando las aulas de los institutos registraron una afluencia sensiblemente inferior a la habitual en otras jornadasjornadas lectivas.

Reportaje | O Barbanza planta cara a la violencia y desigualdades de que son objeto las mujeres

En cada esquina de O Barbanza se escuchó ayer un único grito en favor de la igualdad entre mujeres y hombres. Empezó a hacerse sentir desde primera hora cuando las aulas de los institutos registraron una afluencia sensiblemente inferior a la habitual en otras jornadas lectivas. Sirva de ejemplo que en el IES Número 1 de Ribeira faltaron más de 84% de los alumnos de ESO y BAC (475 de los 565 matriculados), con un mayor absentismo en estos últimos ciclos, o en el IES Félix Muriel, donde faltaron el 86% (430 de 500). Los alumnos se solidarizaron con sus compañeras al secundar la huelga. Sólo un 10% de los estudiantes que acudieron a clase fueron chicas.
A la una de la tarde se juntaron unas 350 personas en la concentración convocada por el Concello de Ribeira ante el consistorio. En un ambiente festivo y reivindicativo, al directora del CIM, Dolores Crujeiras, leyó un manifiesto conmemorativo, y el alcalde, Manuel Ruiz, se refirió a todo lo que aún queda por hacer hasta lograr la igualdad plena y destacó a grandes mujeres en la historia de la humanidad como Marie Curie, la primera en lograr dos premios Nobel en dos categorías. A última hora de la tarde cuatro colectivos feministas lograron reunir, pese a la lluvia, a unas 700 personas en la Praza do Concello ribeirense.

En el centro de salud de Santa Uxía, las trabajadoras pararon dos horas desde el mediodía. Además de salir a concentrarse delante de la puerta principal mostrando diferentes mensajes alusivos a la convocatoria y sus reivindicaciones, también los colgaron de las puertas de sus despachos o consultas. El Ayuntamiento ribeirense homenajeó a las auxiliares de ayuda en el hogar, representado por 45 de ellas, que recogieron diplomas y ramos de flores. En A Pobra se concentraron cerca de 100 personas en la Praza da Constitución, mientras que a la llamada del Concello de Rianxo respondieron 400, entre las que había alumnos del IES Félix Muriel que interpretaron una versión del cántico popular “Verdegaio”.