jueves 12.12.2019

Reportaje | Dos coronas de flores de la familia de Diana Quer se suman a otras muestras de recuerdo en Asados

La antigua fábrica de gaseosas “La Pitusa”, reconvertida en un almacén de muebles de Maite Rial y que actualmente se encuentra abandonada en el lugar de Somoza (Asados-Rianxo).

 

Dos coronas de flores de la familia se han sumado al pequeño altar improvisado que se montó en el exterior de la fábrica | EFE
Dos coronas de flores de la familia se han sumado al pequeño altar improvisado que se montó en el exterior de la fábrica | EFE

La antigua fábrica de gaseosas “La Pitusa”, reconvertida en un almacén de muebles de Maite Rial y que actualmente se encuentra abandonada en el lugar de Somoza (Asados-Rianxo), sigue concentrando buena parte de la atención mediática. El altar improvisado que se instaló desde el primer momento en que se supo que los restos mortales de Diana Quer estaban en un depósito de dicha nave, cuando un vecino pidió que le dejasen depositar un ramo de rosas, y al que se fueron sumando otros e incluso cirios -uno de ellos con dedicatoria para la joven madrileña- cuenta desde ayer con dos coronas enviadas por la familia. En la cinta de uno de ellos se puede ver la inscripción “Mamá y Valeria te aman”, una expresión muy repetida por Diana López-Pinel en los mensajes que le enviaba a través de los medios de comunicación por si la escuchaba y con su deseo de encontrarla con vida. En la otra corona se puede leer “Papá, mamá y Valeria. Diana, hija, estarás siempre en nuestro corazón”.

La propietaria de la floristería que acudió a depositar la corona encargada un día antes por la madre de Diana Quer indicó que, además de darle sus condolencias, tuvo la oportunidad de preguntarle cómo se encontraba y le dijo que entre lo malo que supone el trágico desenlace de la desaparición, al menos ahora sabe donde la tiene tras ser hallado su cadáver en la referida nave. También le transmitió su máxima solidaridad y su más sentido pésame a los padres de Diana Quer el abogado Manuel Meiriño, que es el representante legal de la mujer de “O Chiclé”, Rosario Rodríguez, quien añadió que no iba a hacer ninguna declaración pues la causa está declarada “sub iudice”.
 

Acusación particular conjunta
Por su parte, Juan Carlos Quer y Diana López-Pinel ejercerán la acusación particular de forma conjunta en el procedimiento penal que se instruye en el Juzgado Número 1 de Ribeira en relación con la muerte de su hija, a través del letrado Ricardo Pérez Lama. Este último aprovechó su comparecencia ante la prensa para pedir “respeto” para la familia en un momento muy malo, y que no hablará de la comparecencia de ayer ya que todos fueron advertidos de que las diligencias no son abiertas. “Esto no es un juicio. Entonces, lo lógico es que mantengamos, por cuestión de las investigaciones, reservada esta cuestión, que es lo que la ley ordena”, y añadió que los padres tampoco están para estar cosas, por lo que “hay que respetar su criterio”.

Por otro lado, a la fábrica abandonada de Asados en la que apareció el cadáver de Diana Quer acudieron ayer responsables de la inmobiliaria que la tenía a la venta, acompañados de una patrulla de la Policía Local de Rianxo, debido a que uno de los candados del cierre de dicha propiedad estaba roto y se creía que podría suponer un peligro para el precintado de la fábrica, pero finalmente se determinó que no hacía falta cambiarlo y que estaba bien asegurado el recinto. Esta nave, cuyo anuncio de venta se encontraba en la web de Mil Anuncios.com por importe de 283.500 euros, se ubica en una parcela de 2.220 metros cuadrados y su construcción se distribuye en una planta baja de unos 1.550 metros, sótano de 700 metros y zona de oficinas de 200 metros.

Comentarios