jueves 05.12.2019

RIVEIRA - Herido grave el patrón de un barco que se golpeó en un costado tras caer desde 4 metros de altura

Un accidente laboral registrado en el puerto de Riveira poco antes de las diez y media de la noche de este martes provocó un sobresalto entre los profesionales del sector del mar de la capital barbanzana.

El palangrero “Segundo Mares” permanece amarrado al puerto riveirense | CHECHU
El palangrero “Segundo Mares” permanece amarrado al puerto riveirense | CHECHU

Un accidente laboral registrado en el puerto de Riveira poco antes de las diez y media de la noche de este martes provocó un sobresalto entre los profesionales del sector del mar de la capital barbanzana. El patrón del palangrero “Segundo Mares”, J.M.S.C., de 45 años, resultaba herido de gravedad y era trasladado inicialmente en una ambulancia asistencial de Urxencias Sanitarias-061 Galicia hasta el Hospital do Barbanza, desde donde se procedió a su evacuación en UVI Móvil hasta el Clínico de Santiago, en donde permanece ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos.
El suceso tuvo lugar cuando, una vez realizada la descarga de pescado para la subasta en la lonja de Riveira, J.M.S.C. se encontraba supervisando las labores para surtir de hielo la bodega de su embarcación pesquera. En un momento dado, el patrón recibió un impacto del tubo por el que sale el hielo y que se estaba moviendo por el desplazamiento del brazo metálico al que está sujeto, y se precipitó desde una altura de cuatro metros desde lo alto del muelle -en ese momento estaba  baja la mar- hasta caer en el interior del “Segundo Mares”. La fatalidad quiso que uno de sus costado golpease contra la barandilla de seguridad que hay en la zona de proa, lo que provocó que se quedase sin respiración durante bastante tiempo y se empezasen a disparar todas las alarmas.
Una de las personas que se encontraba en la zona alertó vía telefónica al Centro de Atención de Emerxencias 112 Galicia, desde donde se informó a Urxencias Sanitarias-061 Galicia, que desplazó una ambulancia al lugar, y también a la Policía Nacional, que movilizó una patrulla, y a Portos de Galicia. Los medios técnicos movilizados se encargaron de inmovilizar a la víctima para su traslado de urgencia al hospital comarcal, en donde lograron estabilizarlo pero, debido a la gravedad de su estado -tiene afectado un riñón y el bazo y, al parecer, fracturadas tres apófisis de otras tantas vértebras-, se decidió su traslado a las 2.30 horas al Clínico compostelano. Al cierre de esta edición, se estaba pendiente de conocer su evolución para determinar cuando podría ser intervenido quirúrgicamente. l

Comentarios