sábado 11.07.2020

La gasolinera en la que trataron de quemar un camión ya fue objeto de otros dos incendios desde el verano

Con el susto aún en el cuerpo estaban ayer tanto los propietarios y empleados de la gasolinera Agro do Forno, en Salmón-Oleiros, como la familia residente en una vivienda .

Restos del extintor y de quemado eran visibles ayer en la zona del suceso
Restos del extintor y de quemado eran visibles ayer en la zona del suceso

Con el susto aún en el cuerpo estaban ayer tanto los propietarios y empleados de la gasolinera Agro do Forno, en Salmón-Oleiros, como la familia residente en una vivienda colindante. En ambos casos, tal y como ya publicó ayer este periódico, se debió a los incendios de sendos vehículos, uno de ellos en grado de tentativa perpetrado contra un camión de reparto a domicilio de gasóleo de calefacción en grado de tentativa, en el que se vio dañado un manguito, y otro en un automóvil al que las llamas destrozaron la defensa delantera. Además del grave riesgo en que pudo verse la estación de servicio, por el tipo de productos inflamables que hay almacenados de sus depósitos, un detalle que no debe pasar desapercibido a los investigadores de la comisaría es que se trató de la tercera vez que le prenden fuego desde el verano.
El propietario de la estación de servicio Agro do Forno recordó que llevan más de 20 años abiertos y que nunca les había pasado algo semejante, por lo que están altamente preocupados. Apuntó que durante el verano alguien le prendió fuego a la plantación de tullas de un cierre lateral de dicho recinto, algo de lo que aún quedan pruebas visibles con los troncos quemados, y la falta de vegetación. Puntualizó que en aquella ocasión no denunció pues no le quiso dar demasiada importancia, dejándolo en un hecho aislado. Sin embargo, hace un par de semanas, alguien trató de incendiar el coche que un cliente había aparcado en la misma explanada en la que el domingo se registró el sabotaje al vehículo industrial de reparto de gasóleo para calefacción. En ambas ocasiones se presentó la correspondiente denuncia en la sede de la Policía Nacional.
En el incendio de hace unos 15 días, un testigo vio como un individuo huía por unas fincas que hay hacia la parte posterior de la gasolinera, incluso precipitándose por un terraplén y, aunque no fue capaz de reconocerlo al verlo de espaldas, pudo fijarse que era una persona alta, que llevaba bolso o bandolera cruzada y gorra de cuadros rojos y otros colores que no pudo precisar. Pero, este domingo nadie logró ver nada, ni tan siquiera cuando los agentes de la comisaría se encontraban atendiendo la tentativa de incendio del camión aparcado en una explanada de la gasolinera y escucharon los gritos por un incendio de un coche en una parcela amurallada con una casa situada a pocos metros. En este caso también se trató de un vehículo de empresa para la que trabaja uno de sus miembros de la familia que habita allí. Por ahora no hay sospechosos, pero el dueño de Agro do Forno dijo que no sabe si el autor de esos incendios está mal de la cabeza o influenciado por alguien.

Comentarios