domingo 08.12.2019

Salvamento Marítimo suspende hasta el día de Navidad la búsqueda de los tripulantes del bateeiro “Paquito Dos”

Salvamento Marítimo decidió suspender hasta este jueves, día de Navidad, la búsqueda por mar y aire de los dos tripulantes del “Paquito Nº Dos” que desaparecieron en el naufragio .

El jefe del centro de Salvamento en  Finisterre siguió desde el faro de Corrubedo las inmersiones de buzos CHECHU río
El jefe del centro de Salvamento en Finisterre siguió desde el faro de Corrubedo las inmersiones de buzos CHECHU río

Salvamento Marítimo decidió suspender hasta este jueves, día de Navidad, la búsqueda por mar y aire de los dos tripulantes del “Paquito Nº Dos” que desaparecieron en el naufragio del barco bateeiro con base en el puerto de Cabo de Cruz que se registró el pasado martes al norte de los bajos de Las Teiláns, a una milla del faro de Corrubedo. Esta medida se adoptó después de que las inmersiones realizadas ayer por dos parejas de buzos de los GEAS de la Guardia Civil y otras tantas de Salvamento Marítimo en  donde apareció la tolva y donde se encontró el pecio -separadas por unos 300 metros- volvieron a resultar infructuosas. Pese a que revisaron el barco, incluso utilizando cámaras en lugares donde no podían acceder, no se localizó a los marineros ni en la sala de máquinas, ni tampoco en el pañol que se habilitó con camas ante la pretensión de la empresa armadora de mandarlo a Chile, ni en otras dependencias.
Lo que si se mantendrá durante estos días es el operativo de rastreo por tierra con efectivos de la Guardia Civil y voluntarios de Protección Civil, además de familiares, amigos y compañeros de Santiago Blanco Treus “Mané” y Juan Antonio Hermo Torrado “Rauliño”, que tienen pensado seguir acudiendo a diario hasta el faro de Corrubedo para mantener viva la esperanza de poder encontrarlos y para que no decaiga la búsqueda. Manifestaron que están convencidos de que si no lo hacen “as autoridades esqueceranse do operativo e non se buscará máis”. Según pudo saber este periódico, aunque el dispositivo oficial de rastreo por mar y aire se aplazó, siguiendo el protocolo establecido, serán varios profesionales del mar los que saldrán hoy y mañana con sus embarcaciones al mar hasta la zona del hundimiento y sus alrededores para seguir buscando a los desaparecidos.
Transcurridos seis días y medio desde el hundimiento de la embarcación sin que se produjese más novedad que el hallazgo del cadáver del patrón, José Germán Fernández Triñanes, entre las islas de Sagres y Sálvora -a 15 kilómetros de donde apareció el barco, en una zona de mar abierto-, desde Salvamento entienden que habrá que esperar a que transcurran los nueve días, que es cuando se cree que, en época invernal y atendiendo a varios condicionantes como la fría temperatura del agua, el mar los devolverá a la superficie, en caso de que los tripulantes mueran ahogados, como parece que ocurrió.  
Ayer se desplazó hasta el faro de Corrubedo el jefe del centro de Salvamento Marítimo en Finisterre, Manuel Iglesias, acompañado del subjefe, Xaquín Abeijón, y de su antecesor en el cargo, Ángel Quintela -vecino de la localidad de Porto do Son- y el coordinador del partido político Ciudadanos en O Barbanza, Javier Chouza, para seguir el desarrollo de las inmersiones de los buzos. Respecto a los trabajos de estos últimos cabe señalar que si durante las inspecciones llegan a encontrar algún objeto personal de lo tripulantes, seguramente se decidiría subir de inmediato a la superficie el “Paquito Nº Dos”.
En cuanto al futuro más inmediato, las intenciones de los armadores de reflotar el barco bateeiro, parece que ya tiene el proyecto para ejecutar dicha actuación y están a la espera de obtener los permisos necesarios para acometerla. Además, en cuanto a la búsqueda parece ser que a partir del jueves se va a extender desde Corrubedo hacia Finisterre, atendiendo a las corrientes y a que hay previsión de que las mareas sean más fuertes. Aunque se suspende temporalmente el rastreo, desde Salvamento Marítimo se indicó que si sus medios salen a hacer maniobras o patrullan por la zona que no saquen sus ojos del mar por si aparecen antes de lo previsto.
Respecto a la búsqueda de estos días hay que señalar que un voluntario de Protección Civil fue alcanzado por una ola cuando buscaba por una zona de rocas próxima al mar, mientras que ayer una voluntaria de otra agrupación similar cayó en las rocas. Por ello, se hace un llamamiento para que se tomen medidas y no arriesgarse tontamente para evitar alguna desgracia.

Comentarios