miércoles 28/10/20

Un mercante permanece desde el lunes a la deriva a 31 millas de Corrubedo por una avería

Salvamento Marítimo confirmó ayer que un buque mercante, de nombre “Sirius” y bandera de Barbados, se encuentra a la deriva desde las tres y cuarto de la tarde del lunes como consecuencia de una avería que sufrió cuando navegaba a unas 31 millas al oeste del Cabo Corrubedo.

Salvamento Marítimo confirmó ayer que un buque mercante, de nombre “Sirius” y bandera de Barbados, se encuentra a la deriva desde las tres y cuarto de la tarde del lunes como consecuencia de una avería que sufrió cuando navegaba a unas 31 millas al oeste del Cabo Corrubedo. El personal de la torre de control de dicho servicio en el monte Enxa observó a la citada hora en la pantalla radar que había una embarcación sin gobierno en ese punto y contactó con la misma. Su tripulación, integrada por una docena de personas, reconoció que tenían un problema por una avería en las máquinas y que estaban intentando repararla para seguir su rumbo hacia el puerto de Brest, en la Bretaña francesa.
Al cierre de esta edición, en la zona donde se encontraba el mercante “Sirius” permanecían medios de Salvamento Marítimo, en concreto el buque polivalente Don Inda, con base en Corcubión, para supervisar la reparación de la avería de dicha embarcación que partió de Salónica con una carga que no es contaminante, en concreto, de semillas de girasol. En un primer momento, los ocupantes del mercante estimaron un tiempo de reparación de entre tres y cuatro horas, pero erraron en sus cálculos y los problemas mecánicos que trataban de solventar persistían. El buque Don Inda permaneció allí para ayudarles en lo que precisasen, además de que ese es el protocolo que tiene establecido Salvamento Marítimo para ese tipo de situaciones hasta que la embarcación averiada pueda reemprender su singladura.
Aunque se les ofreció la posibilidad de remolcar el “Sirius” hasta un puerto para proceder a la reparación, rechazaron esa opción por entender que ellos serían capaces de arreglar el problema. Ayer por la mañana, la tripulación seguía sin resolver la incidencia que les impedía seguir su rumbo. Durante toda la jornada de ayer prosiguieron los trabajos para acabar con la avería en las máquinas. Calcularon que a media tarde ya podrían reemprender la marcha, pero sus cálculos se retrasaron nuevamente hasta las diez de la noche, momento en el que no se tenía constancia de que hubieran partido.
Afortunadamente, el estado de la mar es bueno en la zona donde el “Sirius” permanecía a la deriva, y no se detectó peligro para la tripulación y el medio ambiente. Esa circunstancia fue la que ayer quisieron aprovechar sus tripulantes para reparar la avería pero, por razones desconocidas, el problema persistía. Salvamento Marítimo indicó que estas situaciones son habituales, aunque la reparación del “Sirius” se demoraba bastante. De hecho, informó que otro buque, “Blue Cat”, con una carga de productos metalúrgicos, sufrió una avería a 37 millas al oeste del Cabo Fisterra, pero ya pudo repararse.

Comentarios