domingo 29/11/20

RIVEIRA - Ruiz pretende convertir la planta alta del auditorio en museo del mar y la inferior en sala de conciertos

El alcalde de Riveira suele sorprender en los plenos con algunas de sus iniciativas para dotar de nuevos servicios e infraestructuras a la ciudad o mejorar los existentes. Cuando se estaba a punto de llegar a la medianoche que marcaba la conclusión de la sesión de este lunes, informó de un proyecto de reforma del actual auditorio par convertir su planta superior en un museo del mar y la inferior como sala de conciertos y otras actividades.

El Concello acondiciona el consistorio para albergar exposiciones CHECHU RÍO
El Concello acondiciona el consistorio para albergar exposiciones CHECHU RÍO

El alcalde de Riveira suele sorprender en los plenos con algunas de sus iniciativas para dotar de nuevos servicios e infraestructuras a la ciudad o mejorar los existentes. Cuando se estaba a punto de llegar a la medianoche que marcaba la conclusión de la última sesión, celebrada el pasado lunes, informó que el arquitecto municipal tiene muy avanzada la redacción de un proyecto de reforma del actual auditorio par convertir su planta superior en un museo del mar, mientras que la inferior se reconvertirá en una sala de conciertos y otras actividades que durante los últimos años se realizaron bajo carpa, como Carnavales y Fin de Año.
Manuel Ruiz indicó que dentro del programa Edusi barajan múltiples alternativas entre las que se incluye la creación de un auditorio en el edificio de Hesta Kurba y que la reforma del actual la propondrán para su financiación dentro de los fondos europeos que manejará el Grupo de Acción Local del sector Pesquero (GALP), “para que Riveira poda ter, esta vez sí, o museo do mar”, dijo el mandatario local. La reforma prevista incluye la eliminación de la rampa que ocupa la mitad de la superficie, y así se dispondrá de una planta entera de más de 400 metros de superficie disponibles para esa instalación. En la planta baja se tirarán las oficinas y se dejará un espacio de 300 metros cuadrados con un pequeño escenario y capacidad para unas 400 personas de pie. La conexión entre ambas plantas se haría a través del ascensor existente y la construcción de unas escaleras La zona del actual patio de butacas se mantendría como está. De esta manera, pierde fuerza la intención expresada hace bastante tiempo por el alcalde de derribar ese edificio para crear una amplia plaza y aparcamientos subterráneos.
Este anuncio lo realizó en el debate de la moción del BNG con su nueva tentativa para trasladar la colección privada de muñecas con trajes regionales del museo municipal y que, después de adoptarse esa medida, se constituya un grupo de trabajo para ver los usos que se le dan a ese edificio. Los frentistas volvieron a fracasar, pues IPdeR entendió que era una “proposta de feitos consumados”, pero si se mostró favorable a la creación del grupo que decida lo que se va a hacer. Ciudadanos calificó la moción de “incongruencia” por una razón similar a la expresada por Rosa García Pose. Ambas formaciones votaron en contra, al igual que el PP, que logró que saliera adelante su enmienda para que se constituya un grupo que estudie los usos y la definición del museo y la política museística de Riveira.
La concejal de Cultura, Fabiola García, indicó que Riveira dispone de 7 salas de exposiciones: dos en el centro Lustres Rivas, una en el auditorio, otras tres en el Museo do Gravado de Artes, gracias a la aprobación del convenio con esa entidad, y la novedad de la casa consistorial, que acogerá muestras de artistas de la zona, como la que se inaugura el sábado de un niño autista de Porto do Son.

Comentarios