• Martes, 25 de Septiembre de 2018

Vecinos de Corrubedo reclaman que se tomen medidas contra el botellón junto la playa del Prado

Vecinos del entorno urbano de la playa del Prado, en la parroquia de Corrubedo, denuncian que un verano más, y ya van varios, están teniendo que soportar las molestias y perjuicios que les ocasiona la celebración de botellones en ese entorno.

Vecinos de Corrubedo reclaman que se tomen medidas contra el botellón junto la playa del Prado
Los afectados denuncian que las consecuencias de los botellones se han recrudecido
Los afectados denuncian que las consecuencias de los botellones se han recrudecido

Vecinos del entorno urbano de la playa del Prado, en la parroquia de Corrubedo, denuncian que un verano más, y ya van varios, están teniendo que soportar las molestias y perjuicios que les ocasiona la celebración de botellones en ese entorno. Indican que con frecuencia, pero fundamentalmente en los meses de julio y agosto y en épocas de festejos como son las próximas celebraciones en honor a Santa Tecla, tienen lugar en la citada zona  con casas habitadas por personas mayores y niños ese tipo de elevadas y problemáticas concentraciones de personas, muchas de ellas menores de edad, “para consumo de alcohol y otras sustancias tóxicas”. Uno de los afectados, José Ramón García Menéndez, indicó que le remitieron escritos al alcalde y al edil de Seguridade, alguno de ellos respaldado por las firmas de varios de los perjudicados, pero no recibieron respuesta alguna.
Estos afectados están muy preocupados por la deriva que está llevando esta situación e indican que a mediados de junio le expusieron en el escrito muy detallado enviado al concejal los problemas provocados por un botellón “descontrolado” y al margen de la legislación estatal, autonómica y municipal, ante la “pasividad del Ayuntamiento, que conculca normas vigentes en materia de basura, ruidos, menores de edad, bebidas alcohólicas, violencia callejera y otras, muchas de ellas emanadas de la propia Administración local ribeirense”. Añaden que les solicitaron, y lo siguen haciendo, que adopten las medidas pertinentes para hacer cumplir las acciones preventivas y correctoras previstas en la correspondiente ordenanza municipal. Precisan que esta última “prohibe la agrupación de personas en espacios públicos usando o consumiendo bebidas alcohólicas produciendo molestias a la vecindad”, por lo que reclaman que se proteja su seguridad personal y material, además de garantizar su tranquilidad y bienestar, “que se ven violadas  por esta ilegales y conflictivas concentraciones nocturnas en el entorno de la playa del Prado, con la advertencia y el temor de que en cualquier momento se pueda producir una desgracia en personas o bienes por la inacción municipal”, subrayaron.
Además, subrayan que las consecuencias materiales negativas que tienen esos botellones, que en alguna ocasión llegaron a concentrar a 200 personas, son basura esparcida por las calles, botellas de cristal rotas en el arenal y vandalismo por rotura de puertas, ventanas, farolas y otros elementos. Los afectados señalan que los perjuicios se han recrudecido en los últimos meses con brotes de violencia callejera, patadas y rotura de cristales de puertas y ventanas de las casas del entorno y de botellas y vasos de cristal, “así como la aparición de jeringuillas usadas en los aledaños de la playa del Prado, como lo pueden confirmar los operarios del servicio de limpieza”, precisaron los vecinos. l