miércoles 27.05.2020

La vendimia de Rías Baixas entra en la recta final con 32 millones de kilos, una reducción mayor de la prevista

El sector habla de una cosecha abundante, aunque finalmente se recoja sobre un 16% menos que en 2018
Imagen de archivo de recepción de uva en una bodega de Rías Baixas en esta campaña | mónica ferreirós
Imagen de archivo de recepción de uva en una bodega de Rías Baixas en esta campaña | mónica ferreirós

La vendimia en la Denominación de Origen Rías Baixas ha entrado en la recta final y hasta el momento se han contabilizado 32 millones de kilos, una reducción con respecto a la campaña anterior ya prevista en los informes técnicos, aunque en mayor medida, pues se supera el 6% previsto hasta alcanzar el 16%. Con todo, no hay queja entre el sector porque se trata igualmente de una producción abundante.

Fuentes del Consello Regulador señalaron que la mayor parte de los kilos se corresponden con la recogida de las variedades blancas, que son las que reinan en la DO. De hecho, aún quedan algunas bodegas pendientes de recolectar, sobre todo, las variedades tintas autorizadas, que representan en torno al 0,80% de la producción total.

Así las cosas, la vendimia está en su recta final y, de hecho, el pasado fin de semana terminaron la mayor parte de las firmas adscritas al sello de calidad. “Se ha desarrollado con tranquilidad y a un buen ritmo en un viñedo que se encontraba en un buen estado sanitario y vegetativo”, informaron las mismas fuentes. Así que el resultado ha sido una uva “sana y con buenas graduaciones, a falta de verificar los equilibrios de los mostos”.

A la vista de las características del fruto, los técnicos presagian que será una añada de calidad y muy aromática. Según el director técnico del Consejo Regulador, Agustín Lago, “en julio, según se había desarrollado el ciclo vegetativo, ya se estimaba que los racimos fuesen más pequeños y menos pesados. De hecho, la falta de lluvias en agosto e, incluso, principios de septiembre ha motivado que estos racimos pesen menos de lo previsto inicialmente en nuestro informe de estimación vendimia y que hayan descendido más los kilos de uva”. Unas previsiones que apuntaban en julio a un descenso respecto a 2018 en torno al 6 %, pero que hasta el momento se materializarían en casi el 16,9% con 32.000.000 kilos de uva”. En algunos casos, esta reducción podría ser de hasta el 20%, pero aún así bodegueros y viticultores están satisfechos porque se trata de una campaña igualmente abundante.

Para controlar este proceso, el Consello Regulador mantuvo trabajando a sus 25 auditores-veedores, que también son los responsables de velar por el cumplimiento del pliego de condiciones. En él se recoge que la cosecha en Rías Baixas se realiza toda a mano y en cajas normalizadas con 20 kilos de capacidad. Como curiosidad, este año las bodegas de la subzona de O Salnés terminaron más pronto que el resto de subzonas, incluso de aquellas que fueron más madrugadores y tienen por costumbre finalizar antes.

Rías Baixas cuenta en la actualidad con 187 bodegas inscritas y 4.053 hectáreas repartidas entre 21.877 parcelas en las que trabajan 5.177 viticultores. l

Comentarios