viernes 25/9/20

¿Pueden los Smartphone destruir socialmente a una generación?

¿Pueden los Smartphone destruir socialmente a una generación?
¿Pueden los Smartphone destruir socialmente a una generación?

El internet nos ha cambiado la vida y de eso hay duda alguna. Y sí, nos ha facilitado muchos aspectos de nuestro día a día. Aun así, de lo poco que se habla es de los aspectos dañinos que ha traído consigo la hiperconectividad que esta herramienta nos ha brindado.

Los últimos avances tecnológicos asociados al internet, y muy en especial, los Smartphone, han permitido que las comunicaciones en tiempo real sean alucinantes. Cualquiera puede teclear desde su dispositivo, por ejemplo, si quieres ampliar tus contactos en Madrid y lograr tener acceso a cientos de miles de posibles nuevas amistades sin tener que salir de casa. Si algunos lo vemos como un avance espectacular e inimaginable, los adolescentes han crecido con estas nuevas tecnologías y son quienes las utilizan prácticamente las 24 horas del día.

Ahora bien, ¿qué tanto se interactúa con los demás en línea y qué tanto se hace en el plano real? Esta es una temática que preocupa mucho a los especialistas en comportamientos sociales y, sobre todo, a millones de padres de familia alrededor del mundo.

Interacción en línea VS interacción social directa

Únicamente en 2012, las estadísticas mundiales indicaban que el 96% de la población juvenil tenía acceso a internet, y que un 83% tenían abierto un perfil en redes sociales. Hoy, casi 8 años después, se puede hablar que esas estadísticas se acercan fácilmente al 100%.

Este comportamiento en sí no es preocupante, es más: es lo normal en los adolescentes y más conociendo todo el universo de posibilidades que brinda el estar conectado. Ahora bien, lo que sí resulta alarmante es que la interacción personal directa se ha ido desplazando, lo que implica que a la larga se proyecta una destrucción parcial de los grupos sociales físicos, tal y cómo se les conocía desde el inicio de las primeras civilizaciones.

Los Smartphones y la destrucción social de una generación

Parte importante de la destrucción de la interrelación física entre adolescentes en la actualidad (como fiestas, reuniones, etc…) se debe a los dispositivos móviles. Las estadísticas no mienten y confirman que cada día son más los jóvenes que prefieren escribirse vía mensajería instantánea como por ejemplo WhatsApp, Facebook Messenger, etc… que verse en persona.

De hecho, se organizan miles de eventos diarios de manera virtual, y los servidores se abarrotan. Y sí, la interacción funciona y no es tan vacía, pero no se vive ni se vivirá lo que un encuentro cara a cara puede ocasionar de manera real.

Causas principales del auge de esta tendencia

La principal causa por la que este tipo de comportamientos está en aumento es porque la imagen que se muestra en internet es, por decir algo, “perfecta”. La necesidad de mostrarse sin defectos ni equivocaciones ha ido incrementando para esta generación.

Puede sonar extraño, pero es normal, y más tomando en cuenta los índices de acoso en las escuelas públicas y privadas. Son miles los casos que se presentan a diario. Los jóvenes, inseguros ante el acoso e intimidación que padecen, se refugian en el mundo virtual bajo sus “avatares”.

Tener esta figura “perfecta” que los representa, da cierta seguridad al usuario. Además, se puede opinar de manera libre sin ser juzgado, y si alguien escribe algo ofensivo, simplemente se le bloquea y reporta el perfil y listo.

Comentarios