• Viernes, 21 de Septiembre de 2018

Servicios de Gas Natural en Barcelona

Servicios de Gas Natural en Barcelona
Subasta Gas Natural
Subasta Gas Natural

Como fuente de energía, el gas natural ha tomado un papel importante en las últimas décadas. Principalmente debido a que, dentro de los combustibles fósiles, este es el más amigable con el medio ambiente. Produce una baja cantidad de dióxido de carbono, aunque aplicando ciertos métodos de extracción resultan menos ecológicos.

Este gas tiene variados fines tanto a nivel industrial como particular. Se usa como gas doméstico para cocinar, como combustible para distintos medios de transporte. También para motores industriales en diversos procesos y rubros de fabricación. El gas natural es una de las principales fuentes de energía a nivel mundial.

En España comenzó a introducirse el gas natural en la década de los 60. Abasteciendo primeramente la planta de regasificación de Barcelona con gas natural licuado procedente de Libia. Desde entonces el uso de este hidrocarburo ha aumentado desde entonces. Hoy en día un 60% del consumo de combustible corresponde a gas natural.

Así, la demanda de gas natural en los hogares es más alta cada día. En Barcelona el servicio de gas resulta bastante económico. Además, funciona perfectamente. Sin complicaciones en el abastecimiento de este combustible, ni fallos que pongan en peligro a las personas.

Sin excepción, la instalación de este servicio debe ser realizada por una empresa que cuente con personal técnico calificado.  Pues, de lo contrario se estaría arriesgando la seguridad propia y la de tu familia. Una instalación de gas mal ejecutada puede producir accidentes altamente peligrosos.

El costo al igual que tiempo de instalación puede variar según la empresa que se contrate. En general, no afecta demasiado el presupuesto ni demanda tiempos largos para su montaje. En todo caso, esto dependerá de las características de la vivienda y el tipo de instalación que se desea.

El gas natural en Barcelona

En Barcelona el gas natural llega a los hogares por medio de tuberías. Siendo su destino el uso de estufas, calentadores de agua y calefacciones. Al igual que en el resto de España, los usuarios de gas representan un alto porcentaje de la población.

Pese a no poseer los inviernos más álgidos de España. En el último año el consumo de dicho hidrocarburo ha aumentado un 8% entre los habitantes de Barcelona. Una ciudad, donde el uso de gas abarca varios aspectos de la vida cotidiana: cocinar, bañarse, transporte, calefacción y aire acondicionado.

El fortalecimiento de la economía barcelonés, también afecta el consumo de gas. Pues sus habitantes poseen hoy mayor poder adquisitivo que hace un par de años atrás. Las personas tienen cada día mayor acceso a electrodomésticos baratos que utilizan gas como fuente de energía.

Sin embargo, el mayor repunte se aprecia en el área industrial. Empresas de servicios, hoteleras y manufactureras, todas apuestan por el gas natural como el principal combustible para sus operaciones.

Fenosa, uno de los principales proveedores de gas natural en Barcelona, ha afirmado que el consumo energético aumentará en las próximas décadas. Sin embargo, considera que el uso de gas natural permitirá mantener estable el impacto ambiental de este aumento.

En los últimos años, esta empresa ha promocionado el uso de energía menos destructivas para el ambiente. Incluso ha apostado por el biogás como el sustituto eventual del gas natural. Tomando un rol protagónico en investigaciones relacionadas a este biocombustible.

Si bien Barcelona, se encuentra en la cima de las ciudades con mayor consumo de gas natural per cápita. No es la única ciudad cuyo gasto está en alza. El crecimiento demográfico ocasionará cada vez un mayor consumo nacional. Afortunadamente, de momento las empresas privadas y las instituciones pertinentes parecen tener un rumbo claro en relación a este tema.

Cámbiate al gas natural

Una de las razones que ocasiona que las personas migren a gas natural, e la percepción de que este es el enlace entre las energías tradicionales y las renovables. Las personas se hacen cada vez más ecológicas, también lo hacen sus elecciones de compra. Siendo el gas el más verde de los combustibles, ha ganado adeptos en los últimos tiempos.

Otro argumento de peso a favor del gas natural es su precio. El servicio es económico, su instalación también lo es. Además, luego de instalado, requiere de poco mantenimiento. Siempre que se haga un buen trabajo el inicio, tendrá pocos gastos a la larga.

La localidad de Barcelona ha visto en el gas natural, una alternativa de combustible confiable y económica. Tanto para la calefacción, la cocina y la producción de agua caliente la mayoría de los barceloneses optan por el gas natural.

Otra tendencia, es el uso de aire acondicionado de gas natural. Esto, aunque no es algo realmente nuevo, ha tomado impulso en los últimos años. Estudios indican que los aires acondicionados de gas natural son un 25% más económicos que aquellos que emplean energía eléctrica.

En general aplica una relación similar con otros usos del gas. Por ejemplo, la energía proporcionada por el gas natural tiene un gran potencial calórico. Permitiendo que la calefacción alimentada con este tipo de energía, caliente una habitación en menor tiempo.

Muchos electrodomésticos mejoran su eficiencia con el uso de gas natural. Como es el caso de las secadoras, que en cada carga permite un ahorro de aproximadamente 60% de energía. En todos los casos, se ahorra dinero y se reduce el impacto ambiental ocasionado por el uso de la calefacción.