lunes 01.06.2020

Alberto Blanco se consolida en la élite del básket lituano

El vilagarciano Alberto Blanco finalizó su tercera temporada como segundo entrenador del Lietuvos Rytas, de Lituania, y ya prepara un cuarto año con nuevos retos como el de rejuvenecer

Alberto Blanco celebra una acción del juego durante un partido de su equipo  | cedida
Alberto Blanco celebra una acción del juego durante un partido de su equipo | cedida

El vilagarciano Alberto Blanco finalizó su tercera temporada como segundo entrenador del Lietuvos Rytas, de Lituania, y ya prepara un cuarto año con nuevos retos como el de rejuvenecer a un equipo que debe reinventarse cada cierto tiempo para poder competir en la élite del baloncesto lituano y europeo.
Si en la pasada campaña logró la hazaña de proclamarse campeón de la copa, este año fue subcampeón, tanto del torneo del cao como de la liga, que disputó hasta el final con el todopoderoso Zalgiris.
Perdieron en la final por cuatro a uno al mejor de siete, pero el resultado global no refleja lo disputados que fue la serie del play off, donde el Lietuvos Rytas estuvo muchos minutos por encima en el marcador. Un ejemplo es el último partido, que se decidió a falta de poco más de un minuto para el final.
Si bien Alberto Blanco admite que el Zalgiris fue justo vencedor del torneo regular, “lo correcto, a tenor de como se desarrollaron los partidos, hubiera sido llegar al sexto o incluso al séptimo”.
Pese a que perder dos finales es duro para cualquier deportista “es importante que estemos cerca de ganar”.

En días, a Vilagarcía
La temporada en Lituania se le ha hecho larga a Alberto Blanco. Han sido diez meses frenéticos en una responsabilidad técnica con el primer equipo y otra en los despachos y negociaciones para conformar una plantilla competitiva para el año que viene.
“Llevo diez meses aquí y se me hace muy largo”, reconoce, al mismo tiempo que señala que “tengo que quedarme unos días para planificar fichajes y otros aspectos y después estaré unos días en Vilagarcía”.
Pero no serán muchos, porque el cinco de julio cogerá un vuelo hacia Las Vegas para ver nuevos jugadores porque la directiva le ha encargado la difícil labor de “dar un salto de calidad”, teniendo en cuenta las limitaciones de presupuesto. Además, debe ver vídeos y muchos jugadores durante todo el verano porque ese trabajo es clave para tener efectivos con proyección que permitan manener vivo el proyecto. l

Comentarios