lunes 20.01.2020

El Arosa espera recibir al Barco en A Lomba al carecer de alternativas

La empresa que realiza las obras en una grada decide el martes si el partido se tiene que llevar a otro campo por motivos de seguridad. El duelo sigue sin escenario ni horario
Las obras en una grada de A Lomba condicionan el próximo partido del Arosa   | mónica ferreirós
Las obras en una grada de A Lomba condicionan el próximo partido del Arosa | mónica ferreirós

El Arosa confía en poder utilizar el campo de A Lomba el próximo domingo en el partido de la 16ª jornada de liga ante el Barco, después de exiliarse en A Illa en su último duelo en casa contra el Alondras debido a las obras del cambio de cubierta en la grada de Preferencia. Desde el club solo contemplan la opción de regresar a su campo, pero la decisión no depende de ellos, ni siquiera del Concello, será el coordinador de seguridad de la empresa que está realizando los trabajos el que dicte el informe favorable o no el martes. Hasta entonces el partido no tendrá escenario ni horario definido.

Desde la Fundación de Deportes indican que es “poco viable” que se pueda disputar en A Lomba, a tenor de lo que trasmiten desde la empresa, si bien hay que esperar unos días porque “de momento no se sabe”. Retirada ya la cubierta con amianto, en los últimos días los trabajos se centraron en las vigas de hormigón. “Desde la empresa nos dijeron que el martes hablaríamos para ver si es viable, ya que es un tema de seguridad que concierne a la empresa que realiza la obra”, dicen desde el Concello, que ya pusieron al tanto al Arosa de esta situación.

En el club esperan que les den el visto bueno para que se pueda celebrar el partido con la grada de preferencia cerrada al público, ya que entienden que encontrar un campo de hierba natural alternativo en la comarca con tan pocos días de margen es inviables a estas alturas.

Además, no jugar de nuevo en A Lomba causaría perjuicios económicos para la entidad, que tenía previsto declarar este partido como Medio Día de Ayuda al Club, ya que recibe al tercer clasificado que suele desplazar todos los años un nutrido grupo de seguidores desde la Comarca de Valdeorras.

De no poder utilizar de nuevo el campo de A Lomba, el Arosa se vería obligado a jugar en alguno de los campos de hierba sintética municipales. La opción del Manuel Jiménez, donde entrena al equipo diariamente, tiene el handicap de que la única grada cubierta no tiene capacidad suficiente para acoger a los casi mil socios que acuden normalmente a los partidos de casa, mientras que el Municipal de Vilaxoán, donde está jugando el Arousana como local estas semanas, no estaría disponible el próximo domingo por la tarde, cuando el San Martín recibirá al Vilaboa a partir de las 16.30 horas. Por ello en el Arosa confían en que se pueda jugar en A Lomba, que era el plan inicial cuando comenzaron las obras del cambio de la cubierta. Jugadores, técnicos, directivos y aficionados entienden que regresar a su campo con la grada en obras cerrada es la mejor opción.

Comentarios