martes 26/1/21

Arosa y Ribadumia, una misma propuesta pero con miras muy diferentes

A Lomba reúne esta tarde a dos equipos, Arosa y Ribadumia, que destacan por sus intenciones de combinar y tratar de llevar la pelota al piso. Una propuesta que agradecen los espectadores

Arosa y Ribadumia se enfrentan esta tarde en el campo de A Lomba  | da
Arosa y Ribadumia se enfrentan esta tarde en el campo de A Lomba | da

A Lomba reúne esta tarde a dos equipos, Arosa y Ribadumia, que destacan por sus intenciones de combinar y tratar de llevar la pelota al piso. Una propuesta que agradecen los espectadores, pero que de momento no se traduce en los resultados esperados en ambos equipos. El Arosa viene de caer en A Coruña ante el Silva. Siembra dudas en cuanto a solvencia defensiva, ninguna en cambio como equipo capaz de someter al rival, más allá de su puntería. Jorge Otero dejó fuera de la lista al central Marcos, que no acaba de hacerse su sitio en el equipo. Otra vez, por tanto, habrá cambios en defensa. En mediocampo y ataque las alternativas son numerosas. El Arosa tiene un buen arsenal.


El Ribadumia viene de ganar su primer partido, a un Céltiga grogui. El equipo de Luis Carro, salvo el duelo en O Barco donde perdió claramente, siempre ha dado la cara hasta la fecha. Es capaz de hacer muchas cosas interesantes con el balón, gracias a un centro del campo donde jugadores como Mota, Josiño, Gabi o Fandiño son auténticos peloteros, capaces de asociarse con los laterales Nelo y Santi o los atacantes Cerqueiras y Hugo. Carro dejó en el banquillo al de Vilaxoán en el último partido, apostando por Fandiño como falso nueve. Le salió bien, porque cuando entró Hugo, más fresco, hizo mucho daño y un gol. Esa es la gran incógnita en los visitantes, si el delantero saldrá de inicio ante su ex equipo o fortalecer la medular con Cheri u otro centrocampista.

La presión
Más allá del juego y los futbolistas, está el factor mental. En este caso la presión recaer en los locales, que quieren estar entre los mejores de la liga. Hacer de A Lomba un fortín como el año pasado es básico. Para ello esperan que el público sea un aliado y no otro enemigo. El Ribadumia, cuyo objetivo es la permanencia, llega con mucho que ganar y poco que perder. Es una oportunidad para crecer como equipo, hacer una gran actuación y ganar más confianza.

El estado del campo
El estado del campo, que esta semana se sometió a diferentes cuidados (picado y arenado) será otro aspecto fundamental en el derbi. Si está mal perjudicará a los “jugones” y hay un buen número en cada equipo.

Comentarios