domingo 27/9/20

Bodas de plata del Arousana

Mañana se cumplen 25 años desde su fundación y tendrá lugar una gala con muchas sorpresas
Bodas de plata del Arousana

Mañana viernes 20 de diciembre se cumplirán 25 años desde que el Atlético Arousana nació oficialmente. Para celebrarlo se llevará a cabo una gala en el Salón García a partir de las 20 horas en la que se repasará la historia de un club pionero en el fútbol femenino arousano y gallego, ya que fue el que abrió la puerta al resto a las ligas de ámbito nacional y el primero también en jugar la fase de ascenso a la máxima categoría del fútbol español.

Para entender la historia del Arousana hay que remontarse a los primeros años de la década de 1990, cuando “en la sociedad no estaba bien visto que las niñas jugaran al fútbol”, recuerda Celso Couso, primer entrenador que después escribió la página más importante de la historia del club. La inquietud y determinación de adolescentes como Sonia Coello o Eli Gómez fue el germen de lo que hoy en día es un histórico del deporte gallego.

“A principios de diciembre del año 1994 Sonia me pidió si se podía jugar un partido de fútbol entre niños y niñas del Piñeiriño”, recuerda su padre Miguel, que por entonces trabajaba de conserje en las instalaciones deportivas del campo Mundial 82 (ahora Manuel Jiménez y estadio de Fontecarmoa). “Lo consulté con el ayuntamiento y me dieron permiso”, explica Miguel Coello, presidente fundador del club. Tuvo ayuda, ya que le trasladó la petición a Celso Couso padre, quien se implicó desde un primer momento en el proyecto de poner en marcha un equipo femenino, sin bien delegó las funciones de entrenador en su hijo por motivos laborales.

“Le dije a mi hija que adelante, que buscara niñas”, explica un Miguel que tiene documentada la historia del Arousana desde su creación y medita escribir un libro. En aquel entonces ninguna de las precursoras estaba federada ni entrenaba en equipos masculinos, salvo Eli Gómez, hija de Jose Manuel Gómez, que se había iniciado en la escuela de fútbol del Arosa que creó y dirigió su padre.

A finales de diciembre de 1994 el Atlético Arousana ya era una realidad y en poco tiempo Celso Couso ya entrenaba a un nutrido grupo de jugadoras cuya edad media rondaba los 14 años. Adolescentes que hasta ese momento jugaban en ámbitos familiares o escolares, y a las que la creción de este club abría de lleno una puerta para ser futbolistas. En la lista de pioneras figuraban: Sonia Coello, Lucía Araujo, Laura Barreiro, Lucía Cascallar, Menchu Couso, Raquel del Campo, Carmen Estévez, Rocío Expósito, Bárbara Expósito, Montse Fernández, Sara Freitas, Pilar García, Rosa Gómez, Eli Gómez, Cristina Fernández, Natividad Lema, Bibiana Lemos, Bea Meléndez, Amalia Méndez, Marina del Carmen Cores, Sara Centeno, Paula y Becki Novoa, Patricia García, Paula Otero, Natalia Prada, Eva Rodríguez, Aránzazu Ruiz, Vanesa Soto, Paula Souto y una Carolina Baños que es la actual capitana.

“El primer año no había liga, jugamos amistosos y a fútbol sala en la delegación de Vigo”, recuerda Coello. “El primer partido que jugamos fue contra el Salnés de Lois”, explica Celso. “Era un equipo ya veterano, de jugadoras treintañeras que no estaban federadas”. El primer gran partido del club fue un Trofeo Santa Rita, en el campo de A Lomba frente al Salgueiral de Portonovo en mayo de 1995. Aquello ya era imparable y al año siguiente al fin pudieron competir en una liga federada de fútbol 11. “Celso Couso padre fue fundamental para que se crease la primera liga Rías Baixas, éramos solo 5 equipos”, dice Miguel Coello. Plácido Cortés, una figura fundamental en la historia del Arousana, al que dirigió durante más de una década durante en varias etapas, tomó el relevo de Celso Couso hijo.

El impulso que dio el club (al que se sumó el Aguiño en la otra parte de la Ría) al fútbol femenino en Galicia fue fundamental en su crecimiento. La liga gallega fue una realidad tiempo después, y la evolución y los frutos del trabajo diario provocaron que el Arousana fuera el gran dominador de la competición, abriéndosele la puerta a competir en Primera Nacional fuera de Galicia. Después llegarían también éxitos en esa categoría, con varios subcampeonatos y el histórico título en la temporada 2005-2006 con Celso Couso en el banquillo y jugadoras como Mari Paz Vilas, Sara Tui, Míriam Domínguez o Raquel que después dieron el salto a la Superliga. Había transcurrido poco más de una década desde que Miguel Coello fundara el club y se estaba codeando con todo un Atlético de Madrid. El ciclo se alargó, y es que un núcleo importante de jugadoras se mantuvieron juntas. En los últimos años el equipo supo, y tuvo, que renovarse, creando además una fuerte estructura de base (en la actualidad tiene casi 80 licencias entre el primer equipo, el filial y categorías de formación), garantizando continuidad y futuro.

Mañana en la Gala, en la que se prometen muchas sorpresas, se repasarán estos 25 años, y se rendirá homenaje a las pioneras. Tres de ellas, Sonia, Menchu y Carolina, junto a muchas otras exjugadoras, se enfundaron de nuevo la camiseta el martes en el Manuel Jiménez para jugar unos minutos contra el equipo actual, un partido en el que Carolina actuó un rato en cada bando, al ser pasado y presente de la entidad. Todo formó parte de un vídeo que se está gestando para mostrar mañana durante el acto. l

Comentarios