viernes 30/10/20

Se busca cabeza visible por tercera vez en 4 años

El Villalonga vuelve a estar en la difícil tesitura de no encontrar relevo a la presidencia mientras las semanas siguen pasando
El Villalonga, con Marcelo Muñiz de presidente y Ricardo Fernández de entrenador, hizo una buena campaña esta temporada  | da
El Villalonga, con Marcelo Muñiz de presidente y Ricardo Fernández de entrenador, hizo una buena campaña esta temporada | da

Es el tercer verano en las últimas cuatro temporadas que se repite la historia en el Villalonga CF. La falta de un cabeza visible que asuma la presidencia genera incertidumbre sobre el futuro a medida que avanzan las semanas con asambleas fallidas.

El club celeste salvó una situación más que compleja hace tres años, cuando Carlos Bouzada dio un paso al frente bien entrado el mes de junio para tomar las riendas de la entidad después de seis reuniones de socios sin que ninguno se decidiese a evitar la desaparición del club. La dificultad para compatibilizar las obligaciones laborales y familiares con el tiempo que requiere ser el máximo responsable hizo que en el verano de 2018 se produjese otro cambio en la presidencia, el testigo de Bouzada lo tomó Marcelo Muñiz, que estaba implicado en la directiva.

Tras dos temporadas al frente, Muñiz da por cerrado su ciclo y anunció con tiempo su marcha para que se produzca un nuevo relevo, que no llegó el domingo tras dos semanas para preparar candidatos. Se esperaba que la asamblea fuese productiva, sobre todo porque los rumores apuntaban incluso a dos posibles candidatos, uno de ellos un hostelero local. Pero la realidad fue bien distinta. Los socios más veteranos, muchos de ellos exdirectivos, mostraron su voluntad a colaborar con la persona que asuma el mando, mientras que el propio expresidente Bouzada explicó que esa persona tiene que disponer de tiempo libre y que el perfil idóneo es justamente alguno de los exdirectivos ya jubilados. Al final de la asamblea no salió nada en limpio, salvo la necesidad de acortar los plazos para la siguiente, que será el domingo. Aunque el inicio de las competiciones la siguiente temporada retrasará su inicio debido a la crisis del coronavirus, todos los socios son conscientes de la necesidad de que aparezca un cabeza visible para empezar a confeccionar la plantilla, ya que el mercado de fichajes sigue el mismo curso que cualquier otro verano. l

Comentarios