domingo 17.11.2019

El Céltiga acaba aún con vida al ganar y recibir el favor del Porriño

El equipo isleño evita la 17ª plaza y ahora necesita que el Celta B no descienda en el play-out y que al menos dos equipos gallegos suban a Segunda B en el play-off

El Céltiga jugó con la intensidad que requería el partido y acaba la liga fuera de descenso directo y a la pase en el play-out y el play-off  | mónica ferreirós
El Céltiga jugó con la intensidad que requería el partido y acaba la liga fuera de descenso directo y a la pase en el play-out y el play-off | mónica ferreirós

El Céltiga cumplió su objetivo en la última jornada de finalizar la liga fuera de descenso directo merced a su triunfo ante el Silva ayer en A Illa y la victoria del Porriño en Laracha. El equipo arousano necesitará ahora que el Celta B no pierda la categoría en el play-out y que se produzcan dos ascensos de equipos gallegos a Segunda B para continuar en  Tercera el próximo año, ya que en estos momentos perdería la categoría arrastrado por los descensos de Rápido de Bouzas y Fabril.

En un partido en el que no podía fallar, el Céltiga empezó demasiado nervioso e impreciso ante un rival replegado con un dibujo parecido al de los locales con línea de cinco atrás.  “No me digáis nada”, se giraba hacia sus ayudantes Javi Rey cuando le comunicaban que el Porriño había marcado un tempranero gol en Laracha. Y es que el técnico ourensano quiso centrarse solo en su partido. Desde el comienzo su equipo llevó la iniciativa y tras el primer cuarto de hora comenzó a enlazar acciones de ataque con sentido y bien ejecutadas. En una de ellas llegó el primer gol. Tras una buena  secuencia de pases, apareció el carrilero derecho Santi en la frontal del área, recibió un pase interior y le dio continuidad con otro pase sobre el desmarque de Juanín, que marcó de tiro cruzado a la escuadra.

Tras el 1-0 el Céltiga tuvo el partido controlado, fue superior y su rival apenas le inquietó. Pero mediada la primera parte el entrenador visitante Javi Bardanca cambió el dibujo, pasando a un 4-2-3.1. El Silva mejoró, se estiró y con juego directo  hizo trabajar a la defensa local. Antes del empate dio varios avisos. Primero en un gol anulado por fuera de juego a Angulo y después en un remate cruzado de Joni que hizo intervenir a Marcos. En el minuto 40, en una transición por la izquierda centró Joni y marcó de cabeza en el primer palo Brais Lema. 

El Céltiga reaccionó bien al mazazo, justo cuando llegaban noticias al Salvador Otero del el 0-2 del Porriño en Laracha. En el último minuto de la primera parte generó un ataque por la derecha, Santi la puso atrás a Álex Fernández, que fue arrollado por un defensa en su intento de remate. El penalti lo ejecutó Juanín, el meta Damián despejó pero el propio Juanín aprovechó el rechace para hacerl 2-1 en la última acción de la primera parte.

Montaña rusa
La segunda parte fue una montaña rusa de sensaciones. Durante muchos minutos hubo sufrimiento e incertidumbre para los locales, que defendieron muy cerca de su área. El Silva dio algún susto hasta que en el minuto 71 en una acción de balón parado Álex Fernández hizo el 3-1 que sentenció el partido. Para entonces el Porriño ya había marcado el 0-3 y tenía el partido sentenciado. La tranquilidad de la misión cumplida se tradujo en preocupación de nuevo en la grada al conocer el resultado del Celta B, que al caer el play-out aumenta el riesgo de descensos por arrastres en Tercera.

Al margen de lo externo, sobre el terreno de juego el Céltiga tuvo un final de partido sin sobresaltos. Bien en la defensa del balón parado y en el juego aéreo, con Arán y Capi seguros, controló los últimos minutos e incluso perdonó el cuarto en una contra llevada por Álex Fernández y que finalizó Diego Lamas con un remate al poste. 

La permanencia de los isleños queda en manos de lo que haga el filial celeste y Racing de Ferrol, Bergantiños, Compostela y Alondras en la fase de ascenso. De estos cinco equipos, el Céltiga necesita que al menos tres jueguen en Segunda B el próximo año para poder mantener su plaza en Tercera. La liga acabó para el Céltiga, pero su futuro sigue en juego las próximas semanas.

Comentarios