Lunes 17.12.2018

CJ Cambados, un líder renacido que pide más apoyo del pueblo

Hace tres años estaba en Segunda Autonómica y en la actualidad lidera la Preferente. Presidente, entrenador y capitán explican que el objetivo sigue siendo salvarse y alcanzar los 600 socios

El ténico Edu Charlín, el presidente Matías Fontán y el capitán Rubén Cornes “Pénjamo”, ayer en la Plaza de Fefiñáns  | mónica ferreirós
El ténico Edu Charlín, el presidente Matías Fontán y el capitán Rubén Cornes “Pénjamo”, ayer en la Plaza de Fefiñáns | mónica ferreirós

El Club Juventud Cambados lidera el grupo II de Preferente con 29 puntos después de las primeras 14 jornadas de liga. Hace poco más de tres años estaba en Segunda Autonómica cuando el grupo directivo liderado por Matías Fontán tomó sus riendas. El trabajo en los apartados económico, social y deportivo dio frutos, hasta llevarlo a una situación inimaginable por todos a principio de esta temporada, al tratarse de un recién ascendido. El presidente, el entrenador Edu Charlín y el capitán Rubén Cornes “Pénjamo”, analizan el gran momento del equipo, con un mensaje de humildad y prudencia, a la vez que demandan más apoyo por parte de la Vila do Albariño.

“O obxectivo é chegar canto antes aos 46 puntos e disfrutar do ano, só van 14 xornadas, estamos pensando semana a semana”, dice el presidente. Fontán y sus compañeros de directiva cogieron el club con 22.000 euros de deuda, en su segundo año ya estaba saneado y el tercero lo acabaron con superávit. El ascenso a Preferente obliga a mayores exigencias en lo económico, demandan más implicación del pueblo. “Para esta categoría temos un orzamento moi limitado, na vila fálase de novo de fútbol, pero necesitamos máis apoios”.

Cambados se caracteriza por sentirse orgulloso de sus equipos. El Club Juventud en estos momentos está haciendo las cosas con seriedad. La directiva se marcó el objetivo este año de alcanzar los 600 socios, pero todavía no ha llegado al medio millar, a pesar de que el precio del carné es de 40 euros. “A nivel social e empresarial precisamos máis, estamos no vagón de cola en canto a orzamentos nesta categoría”, comenta el joven presidente.

Poco dinero pero grandes resultados. Son dos ascensos en tres años y un sorprendente liderato que no confunde a nadie en el club. “Non hai euforia, estamos a ver que a categoría é moi igualada, podemos gañar e perder con calqueira”, comenta Fontán.

Edu Charlín es otro cambadés por la que corre sangre amarilla. Fue jugador y ahora entrena al equipo. Artífice del ascenso el año pasado junto a Róber Fuentes, tiene muy encarrilado el objetivo de la permanencia cuando solo va un tercio de liga. “A marcha é inmellorable, a adaptación á categoría está a ser boa, vemos que non somos superiores nin  inferiores a ninguén, temos as ideas claras e moito gol, repartido ademáis”. 

El CJ Cambados ya ha celebrado 33 goles, una media que supera a los 2 por partido. Son once los futbolistas que anotaron ya: Gregor (8), Machu (7), Ramón (5), Pénjamo (3), David Falcón, Iñaqui y Ander (2), Paco, Marcos, Saúl y Reguera (1). En este aspecto se repite lo sucedido en el Céltiga que ascendió a Tercera de la mano del propio Edu Charlín. “Nós o que temos que buscar é ser regulares, que o estamos a conseguir, e acadar canto antes a meta dos 46 puntos”.

El ascenso en  Burgáns en primavera fue un punto de inflexión para la afición, que se volcó con el equipo. Charlín ve a una masa social “xoven e ilusionada” y le gustaría que acudiese más gente a Burgáns. La excelente marcha del equipo es el mejor estímulo en estos momentos.
 
“O día a día”
Pénjamo se crió en la base del club, llegó al primer equipo, destacó y se consolidó. Tras un breve paso por el Unión Grove de dos temporadas, no dudó de bajar de categoría para defender al club en Segunda Autonómica con la llegada de la nueva directiva. A sus 30 años, el capitán considera la clave del éxito “o traballo diario”. El equipo entrena muy bien. “Hai un bo grupo, completamos con xuvenís, que axudan, e con xogadores que están no Pontearnelas, club co que hai un convenio, sempre somos 22 xogadores adestrando, hai calidade nas sesións e moito ritmo”. 

En el vestuario hay jugadores con un pasado importante en el fútbol gallego, como Machu y Saúl, que jugaron muchas temporadas en Tercera. Así como jugadores jóvenes con hambre por seguir creciendo. Una mezcla perfecta. “A mensaxe é facer os puntos da salvación canto antes, pasiño a pasiño, ata onde cheguemos”, dice Pénjamo. “Non hai ningún equipo inferior, vexo moita igualdade, o domingo o Antela, que só ten 10 puntos, gustoume moito, na sua casa e complicado gañarlle, nós sufrimos, ao igual que contra o Grove”.

Pénjamo siente que en Cambados se vuelve a respirar fútbol y aumenta la comunión con el club. “Eu vexo a xente involucrada, en Antela había un grupo de 15 ou 20 afeccionados que se desprazou ata alá para animarnos”. El fubolista, en la línea con el presidente, dice que “hai equipos con máis orzamento, pero nós con traballo estamos ahí arriba”.

Más respeto al club
Pénjamo lamenta que el nombre del club esté continuamente en los medios nacionales con cualquier pretexto para recordar una parte de su pasado. El club emitió ayer un comunicado al respecto.

Comentarios