sábado 11.07.2020
Luis Carro entrenador del ribadumia y coordinador del céltiga

“Sé diferenciar, por eso los dos clubes me permiten compaginar”

El fútbol es su vocación. Luis Carro disfruta de su primera temporada en categoría nacional como entrenador en las filas del Ribadumia. 

Luis Carro entrena al Ribadumia y coordina la cantera del Céltiga  | cedida
Luis Carro entrena al Ribadumia y coordina la cantera del Céltiga | cedida

El fútbol es su vocación. Luis Carro disfruta de su primera temporada en categoría nacional como entrenador en las filas del Ribadumia. Un cargo que compagina con el de coordinador de la cantera del Céltiga. El domingo en A Senra se enfrentan ambos equipos en un derbi marcado por la mala clasificación que comparten.

Al trabajar para ambos clubes, esta semana estará siendo diferente...
No, sé diferenciar bastante, si me permiten compaginar es por eso, porque soy profesional. Los trabajos de entrenador y de coordinador son diferentes. Lo que hace especial al partido es que es un derbi, los futbolistas se conocen y los dos necesitamos los puntos.

¿No tiene conflicto de intereses entonces?
Es una situación extraña vista desde fuera, pero me lo permiten los dos clubes porque confían en mi trabajo. La relación base-primer equipo es buena en el Céltiga, pero no me meto para nada en el primer equipo.

¿No ha hablado con Edu Charlín estos días?
Desde el lunes no, solemos charlar sobre los partidos, por amistad y para compartir información, hablamos mucho de la situación de necesidad de ganar de los dos equipos. Esta semana con las típicas bromas, claro.

¿Detecta nerviosismo en A Illa?
La situación de ambos equipos es muy parecida, lo que cambian son los expectativas que te haces al principio. En el Céltiga todos eran conscientes de que hay buen equipo cuando empieza ganando, de la misma forma que tiene capacidad para revertir la situación.

¿En la jornada sexta ya hay urgencias?
Todos los equipos pasan por dinámicas negativas a lo largo del año, si te toca al principio todo el mundo se pone nervioso, pero es algo por lo que todos los equipos tarde o temprano van a pasar.

¿Por qué el Ribadumia todavía no ha ganado?
Nuestras sensaciones en el juego son buenas, pero a nivel de puntos no lo reflejamos. Tenemos que mejorar. Nos pasa factura la falta de gol y los errores defensivos, pero en el juego y en el día a día estoy contento. Al final no hay que olvidar que esto es un juego y que hay un rival enfrente.

¿La plantilla se les ha quedado corta?
Un poco, para lo que nos habría gustado. Pero somos conscientes de las dificultades económicas del club, y dentro de ellas creo que fichamos bastante bien. Nos haría falta más profundidad de banquillo. Si apareciese algo...

¿Qué le parece el Céltiga?
Es un buen bloque, se reforzó muy bien, tiene muy buenos futbolistas. Nuestro campo en dimensiones es parecido al suyo, y eso te da un plus, al igual que la gente que ya jugó en el otro bando. Vienen necesitados, para nosotros va a ser complicado.

¿Qué me dice de la categoría?
Es muy igualada, muy complicada. Parecía que se iba a partir rápido y vemos que no, equipos que parecía que iban a estar arriba les cuesta. Nosotros en casa fuimos capaces de plantarle cara a Compostela y Somozas. La conclusión es que va a ser una liga muy difícil para todos.

A nivel personal, ¿cómo valora su salto a Tercera?
Me encuentro cómodo, muy a gusto. No solo con la plantilla, sino también con el trato y la tranquilidad que dan en el club. Estoy rodeado de gente en el cuerpo técnico ideal para mí, estamos trabajando muy bien y solo nos faltan los resultados.

Comentarios