jueves 12.12.2019
cd boiro 1- 2 céltiga

El derbi de la Ría, para A Illa

El Céltiga se llevó el derbi de la Ría al superar al Boiro en Barraña por 1-2 en un partido que tuvo sus tres goles en la primera parte. Se adelantaron los de Manolo Núñez, que sancionado lo siguió desde la grada, aprovechando un resbalón del meta Rodri.

Anxo controla el balón ante la entrada de Cantero en una imagen del partido de ayer disputado en el campo de Barraña  | gonzalo salgado
Anxo controla el balón ante la entrada de Cantero en una imagen del partido de ayer disputado en el campo de Barraña | gonzalo salgado

Changui consiguió empatar a los veinte minutos, pero justo antes del descanso, apareció Capi en un córner para hacer el 1-2. En la segunda mitad el Boiro llevó la iniciativa y el Céltiga mantuvo orden y disciplina defensiva, sin apenas resquebrajarse.
El Boiro vio cortada su racha triunfal en un partido en el que no pudo contar con el luso Manú por lesión. En los visitantes, debutó como titular Jacobo, protagonista al marcar el 0-1. Sorprendió el técnico visitante Manolo Núñez de inicio con su 4-3-3, ubicando a Emilio en mediocampo por detrás de Pillado y Jacobo, y arriba un joven tridente de velocidad y dinamismo con Nico, Nathan y Álex Fernández. El Céltiga a los cinco minutos se puso 0-1. En un balón que le cayó en el mediocampo a Jacobo, vio a Rodri adelantado y chutó a portería. Parecía que el portero atraparía el balón sin problemas, pero se desequilibró en su carrera hacia atrás y no pudo detenerlo.
Al Boiro, arropado por mucho público en Barraña, reaccionó bien al mazazo. A los veinte minutos empató en una acción entre Óscar Martínez y Changui. El presidente-goleador no perdonó. Sigue de dulce.
El Céltiga, con su plan muy claro, avisó en un córner en el que Capi no llegó por muy poco. Fue una advertencia y antes del descanso el veterano central no falló. Otro córner y jugada de pizarra, con prolongación de Emilio en el primer palo y remate de Capi en el segundo.
Con el 1-2 el Boiro salió a por todas en la segunda parte. El Céltiga cedió metros y balón. El equipo local insistió, pero le faltó leer mejor las acciones en los últimos metros ante un Céltiga cada vez más cómodo en tareas defensivas a pesar de la incertidumbre en el marcador con su ventaja mínima.
Una serie de fueras de juego indicados por el asistente acabó con el técnico local, Rubén López, expulsado por sus protestas en el minuto 72. Los dos equipos introdujeron cambios, pero el tiempo se fue consumiendo sin que los locales pudieran meter mano al entramado defensivo de un Céltiga que tampoco estuvo fino para contragolpear.
El Céltiga vuelve a ganar a domicilio a un rival directo, como ocurrió en Porriño. Con 10 puntos se instala en la zona media y deja sensaciones de solvencia con el paso de las jornadas y el acople de las nuevas piezas.

Comentarios