martes 20/10/20

“El equipo está haciendo un trabajo increíble”, dice Sylla

El Arosa, tercero tras la derrota del Somozas en Noia, se encomienda a su fortaleza en A Lomba para dar mañana ante el Bergantiños otro paso al play-off

Diario de Arousa-2018-04-30-033-129ed8dd
Diego Sylla marca los dos goles del Arosa ante el Céltiga el sábado | gonzalo salgado

El Arosa llega a los tres últimos partidos de liga situado en la tercera plaza tras la derrota ayer del Somozas en el campo del Noia. El equipo de Jorge Otero aventaja en un punto al Racing Vilalbés, que es cuarto, y en tres puntos a los ferrolanos y a un Alondras al que visitará el domingo en Cangas. Los arlequinados dependen de sí mismos. Están en la mejor situación de los últimos 25 años para colarse en el play-off. Las cuentas son claras, si suman al menos 7 de los 9 puntos que restan lo conseguirán. Pero en el vestuario no hacen números. Se ha instalado el dogma del entrenador de pensar solo en el partido inmediato. Y este llega ya mañana, porque el calendario no concede respiro. Visita A Lomba (18 horas) el Bergantiños, segundo clasificado y máximo aspirante al título a principio de temporada. A falta de tres jornadas, el equipo de Carballo está 4 puntos por detrás del Compostela, pero no tira la toalla en su tentativa de ser campeón.
El Arosa ha logrado encaramarse a la tercera plaza merced a sus dos últimos triunfos ante Barco y Céltiga, en ambos con Diego Sylla como goleador. El senegalés fue el gran protagonista en el derbi, envuelto en polémica por una jugada en el minuto 51, con 1-1 en el marcador, en la que remata con la mano un centro de Yerai. Cuando el árbitro se disponía a sacarle la segunda amarilla, dio marcha atrás a instancias del asistente. “A mi me dijeron que pitó fuera de juego, por eso no me la sacaron”, explica el delantero africano, que en su cuarta temporada en Tercera sigue haciendo goles.  
Marcó 11 en el Ribadumia, 14 en el Arosa en su primera temporada y 10 el pasado año, una cifra que ya ha igualado, aunque él se computa 11 porque “el primero con el Barco, aunque lo toca el defensa iba para dentro”. Lo dice como anécdota, ya que lo realmente importante “es que el equipo sume tres puntos”.
La pantera de Dakar analizaba ayer el derbi. “Fue difícil, el Céltiga nos impidió hacer lo que queríamos plantear, fuimos cogiendo ritmo después del empate, reaccionamos. En la segunda parte contra diez nos estaba costando, tenían mucha gente en mediocampo”.  Hasta que en el minuto 83 su compañero Vitra le puso el balón al espacio por el carril del siete. “Suelo terminar las jugadas así, quería dársela a Javi, pero cuando vi  que no era claro el pase sabía que tenía que finalizar yo, me salió perfecto”. 
Sylla, al igual que su inseparable compañero Sidibé (el `black power´, como ellos mismos bromean en las redes sociales), llega en un excelente estado de forma al final de liga. “Cada año me encuentro mejor, más centrado e ilusionado, todo el equipo estamos haciendo un trabajo increíble, luchando, queremos darlo todo”.
El Bergantiños volverá a exigirles ofrecer eso y más incluso. “Es un rival muy fuerte pero en casa nos están saliendo las cosas”, dice un Sylla que se siente muy cómodo en ataque con Javi Pazos de pareja de baile, una sociedad que ya formaron hace años en el Pontevedra B. “Es muy fácil jugar al lado de Javi, es un gran delantero”.
El senegalés podrá jugar mañana a pesar de ver la quinta amarilla el sábado, puesto que hoy no se reúne el Comité de Disciplina, pero se perderá el duelo ante el Alondras del domingo. “¿Si se puede jugar el play-off? Claro que se puede, pero eso hay que demostrarlo en el campo en los partidos que restan”, explica con determinación el arosista.

Comentarios