lunes 16.12.2019

“El equipo está seguro y confiado”, dice Manu ante la visita a Santiago

El centrocampista morañés, que militó cinco temporadas en el Compostela, cree que ambos clubes merecen estar en una categoría superior por “historia y masa social”
Manu Rodríguez, una pieza clave en el centro del campo del Arosa, regresa mañana a la que fue su casa durante cinco temporadas | gonzalo salgado
Manu Rodríguez, una pieza clave en el centro del campo del Arosa, regresa mañana a la que fue su casa durante cinco temporadas | gonzalo salgado

Si hay un jugador del Arosa importante en la historia reciente de la SD Compostela ese es Manu Rodríguez. El morañés estuvo cinco temporadas en el conjunto santiagués, al que llegó en Preferente y logró dos ascensos hasta Segunda B. Mañana regresa al Vero Boquete de San Lázaro como uno de los pilares del quinto clasificado en el partidazo del fin de semana del fútbol gallego, con permiso del Lugo - Dépor, como ayer indicó Rafa Sáez. 

“Fue una etapa bonita, estuvimos varias temporadas en Segunda B, que es la categoría en la que debería estar como mínimo el Compos, aunque por circunstancias esté en Tercera. Al igual que el Arosa, son dos clubes con una historia y una masa social importante que merecen estar más arriba”, explicó Manu Rodríguez en la sala de prensa de A Lomba. 

Volver a jugar en Santiago motiva al mediocentro, que marcó su primer gol en liga la semana pasada en A Illa, y que supuso la victoria ante el Alondras. “Hace ilusión jugar en ese estadio, siempre gusta jugar en ese tipo de escenarios”. El Vero Boquete de San Lázaro está en muy buen estado y es un campo amplio. Tras jugar en un Espiñedo muy blando y en la alfombra del Salvador Otero pero condicionado por el temporal de lluvia y viento, el Arosa no tendrá que preocuparse el domingo por adaptarse al medio. “El campo va a estar bien, en teoría somos dos equipos que queremos controlar el partido a través de la posesión del balón, el que sea más fuerte a la hora de tenerlo más tiempo tendrá mucho ganado. La clave va a estar también en saber defender cuando no lo tengas, somos dos equipos que sufriremos sin balón”.

El Compostela es el mejor equipo de la liga en casa con pleno de victorias, el menos batido con 6 goles en 14 partidos, además Pato Guillén, con el que coincidió Manu Rodríguez en el Compos, lleva cinco seguidos sin encajar. Pero el Arosa mentalmente está fortísimo para encarar el que “en teoría puede ser el partido más difícil hasta ahora”, dice Manu Rodríguez, si bien matiza que “cualquier rival te pinta la cara si no sales con la intención de ir a por el partido y a sumar los tres puntos, difíciles son todos”.

El Arosa viaja mañana a Santiago con confianza pero también consciencia de lo que tendrá delante. “Es un partido importante ante el segundo clasificado y podemos recortar distancia, no dejar de ser un  partido como otro con tres puntos en juego, sabemos que es un rival complicado que en casa lo ganó todo, va a ser difícil pero al mismo tiempo ilusionante”, dijo ayer Manu Rodríguez.

El centrocampista fue uno de los fichajes estelares del Arosa el pasado año. En este llegaron para acompañarle otros muchos jugadores con experiencia en categorías superiores. Si el Compos tiene jugadores más hechos esta temporada, el Arosa también y se está haciendo notar, según Rodríguez.

“Tenemos jugadores que vinieron a sumar y de categoría superior y el equipo lo nota para bien. De ahí que el  equipo esté más confiado, los resultados sean más constantes con menos altibajos que el año pasado, te da más seguridad”.

Desde dentro del vestuario,  las sensaciones son magníficas. “El equipo está muy bien y muy seguro, lo veo muy confiado, todo el mundo está tranquilo y nadie se pone nervioso si estamos por detrás en el marcador, el equipo se repone, y esperamos seguir así”. Manu Rodríguez cree que el Arosa puede mantener esta línea regular hasta el final de liga y colarse en el play-off. “Sí te digo la verdad, lo veo capacitado, aunque cada partido es un mundo y a va a depender de nosotros muchísimo”. 

El Arosa contará con el respaldo de su afición en Santiago una vez más. “No nos podemos quejar, nos sentimos muy arropados”.

Comentarios