jueves 21/1/21

“No me lo esperaba”, dice Martín tras debutar en ACB

El escolta vilagarciano de 18 años jugó con el Obradoiro ante Burgos
Martín Fernández durante el calentamiento del partido que supuso su debut en la Liga Endesa  | monbus obradoiro7
Martín Fernández durante el calentamiento del partido que supuso su debut en la Liga Endesa | monbus obradoiro7

Martín Fernández Carballo (Vilagarcía, 18 años) debutó el sábado en la Liga Endesa ACB con el Monbus Obradoiro. A falta de un minuto y medio para el final del partido, con San Pablo Burgos ganando de forma holgada en el Multiusos Fontes do Sar, el técnico local Moncho Fernández dio la alternativa al joven escolta, premiando su trabajo desde pretemporada con el primer equipo.

Martín cumple su tercera temporada en Santiago en las filas del Obradoiro, pero su formación deportiva está ligada a los clubes de Vilagarcía. Empezó a jugar al baloncesto en el Liceo. “Fui a ver un día a mi primo entrenar y me gustó”. Con la fusión siguió su camino formativo en el CLB, donde tuvo entrenadores como Juan Espiñeira, Alberto Pérez, Jose Cascón y un Pablo Villaronga que le marcó. Curiosamente Villaronga, junto a Xurxo Loureiro y Jesús del Río, fueron los últimos jugadores del basket masculino vilagarciano en llegar a categorías profesionales, en las ligas LEB.

En su primer año júnior, cuando ya había dado el estirón y rondaba los 1,90 metros, Martín Fernández explotó. “Me encantó ese año, me lo tomé mucho más en serio. Pablo fue el entrenador en Vilagarcía con el que más aprendí. Hizo que me gustara más el baloncesto”.

El Obradoiro fichó entonces al exterior del Cortegada Liceo BBC, que en su segundo año júnior pudo disputar la fase final del Campeonato de España haciendo un buen papel en Zaragoza. La pasada temporada jugó en el filial obradoirista en EBA y fue este verano cuando comenzó su dinámica de entrenamientos con el primer equipo, que alterna con el filial, llegando a jugar amistosos ante Gipuzkoa y Porto. “Estoy muy contento, está siendo increíble. Al principio noté mucho la diferencia física en los entrenamientos”.

La baja del base Mike Daum le dio la oportunidad de formar parte del “doce” del Obra en los partidos ante Valencia y Baskonia. Y el sábado tuvo sus primeros instantes en ACB, una experiencia que no va a olvidar. “No me lo esperaba, la verdad” explica el joven arousano, que estudia el Grado de Relaciones Laborales y vive en Santiago junto a otros canteranos en un piso que le proporciona el club. “Siempre estás algo nervioso, pero bien, me encontraba bien”. En los 85 segundos que estuvo en cancha no pudo tocar el pelota. “Fue una pena”, comenta entre risas cuando se le pregunta si se tiraría la primera que llegara a sus manos. “Si es un buen tiro pues seguramente lo haría”.

Martín es un escolta grande, mide 1,93 metros, es buen penetrador y tirador. En el Obradoiro los últimos meses está teniendo una excelente acogida y en modo esponja está cursando todo un Máster. “Son muy buenos compañeros, tratan de ayudarme siempre y me dan los mejores consejos”. El debut en ACB acarreó un sinfín de mensajes de familiares y amigos. “Me dieron la enhorabuena, lo normal que te esperas de los amigos y de toda la gente que sabe lo que me gusta el basket”. Solo unas horas después del debut, ya el domingo, participó en la victoria del filial, el Obradoiro Silleda, ante el Estudiantes de Lugo. Martín, que este año promedia en EBA 16 puntos por partido, tiene como referentes a Luka Doncic, Devin Booker o Kevin Durant. En unos días  cumplirá 19 años, aunque el regalo anticipado ya lo recibió el sábado. Mejor aliciente imposible para seguir trabajando duro, aún consciente de la enorme dificultad de hacerse un hueco en la ACB.

Comentarios