A Lomba será una caldera

Julio Rey volvió a su colegio, el CPR Plurilingüe San Francisco, acompañado por Jorge Fajardo para invitar a los alumnos al partido | g. s.

El último partido de la temporada del Arosa en A Lomba en Segunda RFEF, que se juega el domingo a las 12 horas ante el Bergantiños, será especial por lo que hay en juego para los locales, que necesitan ganar y que le acompañen otros resultados para evitar el descenso y clasificarse para el play-out que se disputa la próxima semana en Alicante. Y lo será también por el ambiente que se generará en el estadio, que será una caldera. La directiva del Arosa y sus aficionados se han empeñado en que así sea.


Desde el pasado martes han instalado una carpa en la Plaza de Galicia donde reparten entradas e invitaciones para socios y para el público. Allí, al pie del cañón, está Rosario Moraña. Es mucho más que la mujer del presidente Manolo Abalo, ya que realiza un gran trabajo en la sombra que es importantísimo para la entidad. Le acompañan aficionados de la peña “Escuadra Arlequinada”, que están demostrando que los socios son el motor de un club. Haciendo arosismo con su implicación y compromiso con la causa. En este punto donde se despachan invitaciones, que también estará disponible mañana por la mañana, las entradas vuelan. Además se venden camisetas y bufandas por doquier.


Además el club ha preparado más de mil entradas para repartir en los colegios de Vilagarcía. Ayer los propios jugadores visitaron algunos. Luis Nuño y Ross estuvieron en O Piñeiriño, mientras que Álex Cobo y Pedro Beda visitaron en del Arealonga. Jorge Fajardo y Julio Rey también llevaron entradas a las Franciscanas, donde el capitán fue el gran reclamo como ex alumno. Julio Rey animó a los escolares a practicar deporte, a estudiar y también les invitó a ir al partido el domingo, explicándoles que sus padres pueden recoger también invitaciones sin coste en la carpa de la Plaza de Galicia. Hoy el Arosa repartirá entradas en el resto de centros educativos de primaria y varios jugadores visitarán el colegio de Rubiáns. El objetivo que se ha marcado el club es llenar A Lomba, que sea una caldera y que todo sume para ayudar al equipo a ganar en casa, como hizo ante el Móstoles. A pesar de la delicada situación deportiva, el club y sus aficionados no se rinden y prometen batalla hasta el final.


Agulló

El central del Bergantiños Pablo Agulló reconoce que para su equipo ganar en A Lomba “va a ser difícil porque el Arosa se juega la vida en la categoría. Va a ser un partido de muchos nervios. El Arosa va a tener presión. Nosotros también, pero creo que menos. Tenemos que ir a por los tres puntos desde el principio, sin especular y, a partir de ahí, que pase lo que tenga que pasar”. En el Bergantiños consideran que el plan para ganar en A Lomba pasa por ser protagonistas y no especular. “Intentaremos llevar el peso del partido, pero el Arosa juega en casa y tiene que ir a por los tres puntos. No sé cómo va a estar el campo pero trataremos de ser dominadores”. Agulló considera que el Arosa con Luisito “es un equipo mucho más intenso, comete menos errores defensivos y trata de encajar menos”, por lo que no espera un partido nada fácil.

A Lomba será una caldera

Te puede interesar