Luisito Míguez llega al Arosa para aportar vigor y salvar al equipo

Abalo y Luisito

El Arosa presentó esta mañana a Luisito Míguez como relevo de Jorge Otero en el banquillo del primer equipo. El técnico de Teo de 55 años llega al Arosa como revulsivo para los cinco partidos que restan de esta temporada y firma con la condición de seguir también el año próximo independientemente de la categoría en la que milite el equipo. 


Experiencia, carácter, mucha energía y conocimiento se unen en la figura de un carismático entrenador que no deja indiferente a nadie. La directiva y la dirección deportiva se decantaron por Luisito una vez que el propio Rafa Sáez no se vio "mentalmente preparado" para asumir el resto de entrenar en este mes y medio que resta de liga. 


Curiosamente Luisito debutará el domingo ante el Pontevedra, que no le renovó este verano después de cumplir su segunda etapa en Pasarón, donde tuvo una trayectoria destacada en su primer ciclo, con ascenso incluído. Será por tanto un debut especial para Luisito, que fue jugador del Arosa durante dos temporadas: la 1989-1990 en Segunda B y la 1998-1999 en Tercera División, jugando un total de 73 partidos y marcando 29 goles. 


Tanto en su etapa de futbolista como ahora de entrenador tuvo una carrera destacada. Dirigió a Ciudad de Santiago, Racing de Ferrol, CD Ourense, Pontevedra y Fabril en Segunda B. Nunca escondió su ilusión de entrenar algún día al Arosa y al Compostela, ahora le llega la oportunidad en Vilagarcía.


Manolo Abalo se mostró "contento" con la llegada de Luisito, aunque también se acordó de Jorge Otero en su intervención. El presidente destacó la "predisposición" del de Teo para sellar "en cinco minutos" ayer por la noche su fichaje. También destacó sus ganas y su ilusión por entrenar al Arosa, aunque Manolo dijo que le hubiese gustado que llegase "noutras circunstancias". 


Por su parte, el nuevo técnico reconoció su especial ilusión de regresar a Vilagarcía "21 anos despois porque cando estaba aquí naceu meu fillo", por lo que el vínculo afectivo con el club es inolvidable. Luisito le dio las gracias al presidente y a Rafa Sáez, "non hai ninguén que veña aquí con máis ilusión ca mín. É un reto difícil, pero querer é poder e hai que crer e seguir crendo", fue su mensaje. Luis Míguez también tuvo palabras para Jorge Otero, destacando su faceta profesional y personal. Sobre como levantar al equipo habló de "traballo e traballo" y también de "facer entender aos xogadores que son mellores do que indica a clasificación".


Su debut será especial ante el Pontevedra, el club que considera "un irmán maior para mín, se digo que non lle teño cariño minto, pero agora só penso no Arosa e en tratar de gañar". Otra de sus ilusiones y sus retos es generar adherencia con la afición, "por gañas e traballo non me vai a ganar ninguén". Además viene con el reto de "gañar os cinco partidos, empezando polo primeiro".


Rafa Sáez destacó la trayectoria, éxitos y la energía con la que llega Luisito, así como su absoluto conocimiento puntual de como está el equipo y cada jugador en su estado de forma. Esta misma tarde dirigirá en Vilaxoán su primer entrenaniento y empezará a imprimir su vigor a los futbolistas. Trabajará lo que resta de temporada con el cuerpo técnico actual, aunque anunció que en la próxima se rodeará de sus colaboradores habituales.

Luisito Míguez llega al Arosa para aportar vigor y salvar al equipo

Te puede interesar