El presidente del CJ Cambados dimite y la plantilla se planta

Daniel González “Fol” dimitió como director deportivo por desencuentros con el presidente, pero la plantilla quiere que vuelva | gonzalo salgado

En plenas fiestas do Albariño, el CJ Cambados vive un auténtico cisma estos días. La directiva que preside Jesús Manuel Fontán ha decidido dimitir por desavenencias con el director deportivo Daniel González “Fol” y la plantilla, que a su vez no ha comenzado los entrenamientos de pretemporada, cuyo inicio estaba previsto para el pasado miércoles. La división que se ha generado en el club las últimas semanas ha desencadenado en una grave crisis y en una situación de incertidumbre.

El lunes se celebró una nueva asamblea solicitada por los socios, ya que por un defecto de forma en su anuncio, la anterior asamblea no tuvo validez. En dicha reunión Jesús Manuel Fontán reafirmó su candidatura a la presidencia. Varios desencuentros entre el presidente y Daniel González, que se encargó de confeccionar la plantilla y negociar con los jugadores, motivó la dimisión del director deportivo. “A partir de ahí este señor dedicouse a coaccionar aos xogadores e ameazounos con destruir todos os tratos que tiña con eles”, dice el vicepresidente Benito González.

El miércoles en el inicio de la pretemporada la directiva presentó a Edu Charlín como nuevo director deportivo, pero los jugadores se negaron a renegociar los acuerdos que habían sido alcanzados con el anterior director deportivo. Fue entonces cuando todo estalló. La directiva anunció a los futbolistas que se iba y estos optaron por no empezar los entrenamientos.

Cada parte implicada ofrece su versión. Benito González acusa a Daniel González de “ter secuestrado o clube, tanto el como os dous terratenientes que ten ao lado”. Acusa a la plantilla de “amotinarse” y dice que “os xogadores non aceptan a esta xunta directiva, non entenden que hai un proxecto novo”. Por eso el día 10 celebrarán una asamblea para presentar su dimisión. “O único que pretendíamos era facer unha labor social e que o clube non desaparecera. Estamos fastidiados e humillados. Encontrámonos con moitos paus nas rodas”.

Benito González también advierte que toda esta crisis tiene consecuencias económicas para el club. Ya que el Concello le concedió la explotación de las barras de los conciertos durante las fiestas, algo que no están haciendo. “Estanse perdendo uns 20.000 euros”, y en el aire está la organización de las fiestas gastronómicas de la ostra y de la navaja en este mes de agosto, que son muy importantes en el capítulo de ingresos.

Por su parte, Daniel González “Fol” dice que realizó su trabajo de confeccionar la plantilla y se dio cuenta de que “no puedo trabajar con este presidente, hay muchas cosas que no cuadran”. Explica que varios padres de la base que habían entrado en la directiva también se marcharon porque “él quiere tomar todas las decisiones”. Tras hablarlo con el técnico, Rubén Cornes “Pénjamo”, y la plantilla, Fol decidió dejarlo. “Yo simplemente dimití porque no voy a trabajar con este presidente. A partir de ahí me mantuve al margen, yo no tengo secuestrado nada. La decisión de plantarse es de los jugadores porque son un grupo que está muy unido”.

El capitán del CJ Cambados, Ramón Caamaño, explica que no han empezado a entrenar porque “a directiva o mércores despois de ter unha reunión con nós dixo que dimitía, polo que estamos á espera do que pasa”. El capitán dice que no es cierto que la directiva dimita porque la plantilla se niegue a entrenar. “Houbo unha serie de cambios dos que os xogadores non nos enteramos ata chegar á reunión o mércores. Ninguén nos explicou nada e dixéronnos que tiñamos que volver a negociar. A maioría dos xogadores con certas persoas que meteron na directiva non queren traballar”.

Los jugadores trasmitieron al presidente que querían que volviese Daniel González y el delegado Suso, “unha persoa que para nós é importante”. Acto seguido llegó la dimisión. Ramón dice que es mentira que “non queramos ao presidente” y que no son parte de ninguna trama. A la vez que recuerda que ninguno ha firmado la ficha y son varios los que decidieron quedarse aún con ofertas mejores de otros equipos de la zona. “Nós non queremos perxudicar ao club, de feito esta semana imos a adestrar pola nosa conta á espera de que se solucione todo”. El tiempo juega en contra el CJ Cambados. Una serie de padres están dispuestos a tomar las riendas como gestora, pero tendrán que esperar al día 10 a la asamblea. Mientras tanto el equipo está parado, sin entrenar, sin generar ingresos y descabezado. 

El presidente del CJ Cambados dimite y la plantilla se planta

Te puede interesar