jueves 21/1/21

El Ribadumia y Luis Carro continúan de la mano otra temporada

La directiva del CD Ribadumia que preside Antonio Serantes realizó ayer la presentación oficial del cuerpo técnico del primer equipo para la próxima temporada 2018-2019

Luis Carro, Félix Pérez, Antonio Serantes, Mario Dasilva, Tino Buján e Irimia Mollinedo, ayer en A Senra  | g. salgado
Luis Carro, Félix Pérez, Antonio Serantes, Mario Dasilva, Tino Buján e Irimia Mollinedo, ayer en A Senra | g. salgado

La directiva del CD Ribadumia que preside Antonio Serantes realizó ayer la presentación oficial del cuerpo técnico del primer equipo para la próxima temporada 2018-2019. Luis Carro, primer entrenador, Tino Buján, ayudante, Mario Dasilva, preparador físico, e Irimia Mollinedo, fisioterapeuta, continúan en A Senra tras el excelente trabajo realizado este año. Tanto directiva como entrenador tuvieron máxima predisposición para prolongar su idilio. 
El vilanovés Luis Carro solventó muy bien su primera experiencia en Tercera. El club aurinegro le dio la oportunidad y el técnico la aprovechó. “La temporada fue de notable alto por lo que se planteó con la reducción del presupuesto, además hubo muchos cambios en la plantilla y las dificultades aumentaron durante el año con 7 o incluso 8 descensos por los arrastres”, explica Carro. “Tener el trabajo hecho a falta de dos jornadas es de notable alto”. Incluso pudo ser mejor. “Si hubiéramos estado más acertados de cara al gol, porque a nivel de juego estamos muy contentos”.

Luis Carro explica que una de las claves del éxito fue la adaptación de los jugadores a  la forma de trabajar del cuerpo técnico. El diálogo y las consultas permanentes a los futbolistas de diferentes temas fueron una constante, algo parecido a la ´Democracia Corinthiana` que lideró Sócrates en el fútbol brasileño hace varias décadas. “Los futbolistas se adaptaron al modelo y a nuestra forma de trabajar, a la que no estaban acostumbrados en cuanto a la gestión de grupos”, comenta Carro. “Le damos mucha participación a los jugadores en todo lo que hacemos y decidimos, no están habituados, les consultamos muchas cosas, del funcionamiento grupal, del juego, de las tareas... No se trata de hacer lo que ellos quieran, pero debemos saber en que cosas creen y en cuales no. En definitiva, ser comunicativos”.  
Otro de los aspectos en los que incidió el cuerpo técnico de Carro con los jugadores fue en lo personal. “Le damos mucha importancia, ellos deben tener su espacio, para nosotros es fundamental conocer como se encuentran, saber si necesitan algo, si tienen algún tipo de problema, todo eso influye en su rendimiento”.
Desde ya, el Ribadumia trabaja en la confección de la plantilla. Carro es consciente de que a nivel económico no pueden competir con la mayoría de equipos de la categoría. “Habrá que afinar mucho, nuestra idea es renovar al 70 u 80 % de la plantilla, esperemos que continúen y valoren el trato por encima del dinero que les dan otros”

Comentarios