viernes 06.12.2019

El Sigaltec suma su cuarta derrota a un segundo del final


El buen partido realizado por el Sigaltec no fue suficiente para lograr la tan ansiada victoria en A Estrada (67-65). El resultado supone ya la cuarta derrota consecutiva para los de Vilagarcía.

El buen partido no fue suficiente para lograr la victoria
El buen partido no fue suficiente para lograr la victoria

 

El buen partido realizado por el Sigaltec no fue suficiente para lograr la tan ansiada victoria en A Estrada (67-65). El resultado supone ya la cuarta derrota consecutiva para los de Vilagarcía.
Los motivos pueden hallarse en dos factores. El primero, el acierto del equipo local en los momentos decisivos del encuentro, en especial los de un Diego Pardal que demostró su veteranía con un triple que puso por delante a su equipo a falta de poco más de un minuto para el final, tras dominar en el marcador los naranjas durante toda la segunda mitad. El otro motivo que lastró las opciones de victoria vilagarcianas fue el 10/25 desde la línea de tiros libres, aspecto que resultó definitivo en un encuentro que se decidió por tan pequeña diferencia en el marcador.
Hasta ese momento crucial del choque, el Sigaltec demostró que es un equipo sólido en los dos lados de la pista. El EDM A Estrada, uno de los clubes más expertos de la categoría, no lograba sentirse cómodo en la pista, pero castigaba cualquier mínimo error con un altísimo porcentaje de acierto en los lanzamientos de tres puntos.
Con muchos pases y buena circulación de balón, el Sigaltec nunca desistió, intentando no perder cuerda en el partido, llegando incluso a disponer de cinco puntos de renta 56-61 a poco más de dos minutos.
Sin embargo, en ese momento, algunos errores en el tiro libre y la irrupción en el juego de Diego Pardal hizo que el partido diese la vuelta. Los naranjas tuvieron una última posesión con 66-65 pero el tiro demasiado forzado no entró y los locales redondearon la victoria desde el tiro libre a solo un segundo de la conclusión. El tiro a la desesperada desde más atrás de medio campo para ganar, tocó el aro, pero sin suerte.
Los árbitros Solla y Pereira pitaron 23 faltas a los locales y 22 a los visitantes.

Comentarios